Bellezones a los 60, como los buenos vinos

Uno de los mitos del cine acaba de cumplir 60 maravillosos años. Kim Bassinger, protagonista de Extremadamente peligrosa, Cita a ciegas, Soñe con África o Nadine, todas ellas emitidas en la parrilla cinematográfica de Cosmo, ha alcanzado su sexta década de vida con un aspecto increíble, aunque cueste mucho muchísimo pillarla en un evento público, ya que desde hace más de diez años vive apartada de todo el glamour y famoseo de Hollywood. Muchos apuntan a sus muchas fobias entre los motivos –ella misma ha confesado tener pánico escénico y un miedo terrorífico a la muerte-, aunque su tortuoso divorcio de Alec Baldwin y el acoso de la prensa durante todo el proceso la llevó a recluirse en su pequeño mundo. Aunque quebró en los años 90 tras adquirir un pueblo entero, la que hiciera subir la temperatura del termómetro erótico hasta cotas insospechadas con Nueve semanas y media cuenta con una fortuna de unos 38 millones de dólares, que la permiten vivir holgadamente de las rentas. Solo se ha dejado ver en algún acto junto a su hija Ireland, que cada vez que puede le lanza a su progenitora un buen piropo por Twitter.

Sin embargo, no es la única que presume de belleza a los 60. Una que ha superado con creces esa década es Susan Sarandon, a tres años de los 70, y no puede estar más guapa. Ganadora de un Oscar como Bassinger, la actriz y productora está volcada en su labor social en Unicef y en las Naciones Unidas como embajadora de la FAO desde que se divorcio en 2009 de su segundo marido, el también actor Tim Robbins. Madre de tres hijos, Sarandon rompe con esa máxima que deja fuera del negocio a las mujeres mayores. Solo este año ha participado en cinco películas, entre ellas Mothers Day, junto a Christina Ricci, Sharon Stone –otra que tal baila con 55 y un novio joven y guapo, de esos que quitan el sentío- Laura Dern y Andie MacDowell, esta última parece haber hecho un pacto con el diablo porque sigue ejerciendo de modelo para varias firmas de estética.

Pero si me tengo que declarar fan de alguno de estos bellezones maduritos, sin lugar a dudas el podio se lo lleva Michelle Pfeiffer. Cincuenta y cinco maravillosas primaveras y no ha perdido ni un poquito de esa belleza que le hizo subir como la espuma en los 90. Apartada de los focos durante años para dedicarse a sus hijos, la guapa californiana acaba de estrenar en España The Family, junto a Robert de Niro, y para el año que viene la veremos en la última producción como director de Tim Robbins. Otra que confirma aquello de que los buenos vinos mejoran con el tiempo es Julianne Moore, que con 53 años los proyectos se agolpan en su agenda. Nada más y nada menos que seis cintas ha firmado de aquí al 2015 y entre ellas, las dos próximas partes de la exitosa Los juegos del hambre. Esta claro que no todo el mundo envejece igual, pero si hay algo común a todas ellas es que ninguna ha caído en las redes de la cirugía, o por lo menos no de tal manera que no se las pueda reconocer. Nunca aquello de que la arruga es bella fue más cierto.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios