Angie y Brad, nos habéis roto el corazón

Con el corazón hecho trizas. Así nos han dejado Angelina Jolie y Brad Pitt con su divorcio. Todavía padecemos los estragos de la resaca de la bomba informativa, con rumores que pululaban de un lado a otro buscando una explicación al desenlace final de la pareja perfecta por excelencia. Nada ni nadie podía imaginar un final así, ni siquiera sus protagonistas, que han pasado de personificar el matrimonio perfecto a echarse los trastos el uno al otro de una manera pública que da vergüenza ajena.

brangelina, By The Sea, separación

Imagen By The Sea, última cinta protagonizada por la pareja y dirigida por Angelina Jolie.

Dice el portal TZM, que dio la exclusiva una vez más, que ella se ha llevado a sus seis hijos a una mansión en Malibú que le cuesta la friolera de 95.000 dólares al mes. Un hogar temporal donde la oscarizada intérprete y sus vástagos se han refugiado para evitar el acoso de los medios, especialmente complicado para los hijos de la pareja. Un primer paso porque la protagonista de Maléfica tendría barajaría la posibilidad de fijar su residencia en Londres.

Brangelina, familia, posado, motos al aire libre

Foto Brangelina y familia al completo.

Asimismo, cada vez conocemos más detalles de lo que sucedió en el avión privado de Brangelina cuando regresaban de pasar unos días en su residencia en Francia. Fuentes fidedignas aseguran que el actor, evidentemente ebrio, mantuvo una fuerte discusión con su mujer en la que intervino Maddox, el hijo adolescente, que le plantó cara a su padre adoptivo. Dicen que en ese momento se produjo un fuerte forcejeo entre ambos, motivo por el que Angelina habría llamado al Departamento Infantil y de la Familia de LA para denunciar el abuso de su marido.

Brad Pitt, Angelina Jolie, Globos de Oro

Brad Pitt y Angelina, en una ceremonia de los Globos de Oro.

Algunos medios apuntan a que Jolie presentó la demanda de divorcio un minuto antes de que los tribunales cerraran la noche del pasado 19 de septiembre. Ella había amenazado en el pasado con solicitar la separación, pero Pitt nunca tomó estas amenazas en serio. Ni siquiera tuvo tiempo para reaccionar judicialmente porque no tenía abogado. Su entorno asegura que el productor e intérprete de 52 años está destrozado, más que por el fin de una historia de amor que creíamos inquebrantable, por las acusaciones de abuso realizadas por su esposa. A través de su equipo de abogados ha asegurado que luchará hasta el final por la custodia de sus seis pequeños. La batalla está servida, y además de sus hijos hay más de 400 millones de dólares en juego.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios