La desesperada Nicolette Sheridan vuelve a la carga

Que tus compañeras gocen del éxito profesional y que a tu agente le lleguen solo propuestas para personajes terciarios debe ser muy duro cuando has estado en lo más alto. Hay quienes lo llevan con resignación y encauzan sus vidas por otros derroteros; hay otras que luchan incansablemente porque algún estudio se acuerde de su existencia; y otras se quedan ancladas en el pasado. Nicolette Sheridan parece formar parte de este último grupo. La conflictiva protagonista de Mujeres desesperadas no debe de haber borrado el profundo dolor que supuso su marcha inesperada de la producción que en 2008 le reportaba a la ABC grandes índices de audiencia, precisamente la comedia que la devolvió a la popularidad después de estar muchos años en el más absoluto olvido. Bueno, salvo porque era el pivón que acompañaba por aquel entonces a Michael Bolton, y poco más.

Justjared.com

Justjared.com

El caso es que se puede aplicar la máxima aquella que dice que el que la persigue la consigue, porque después de dar mucho la paliza en los juzgados ha logrado que su causa contra los productores ejecutivos sea reabierta. La impresionante rubia de 50 años sigue erre que erre con que fue despedida injustamente y que el creador, Marc Cherry (en la foto junto a la actriz), le propinó un golpe en la cabeza durante una fuerte discusión en el set de rodaje. El caso es que nadie del equipo, incluidas sus compañeras de cartel -no la quieren ver ni en pintura-, testificó a su favor, por lo que la actriz se quedó más sola que la una en el sala frente al magistrado y con cara de circunstancias. En agosto de 2012 la Corte de California dictaminó como nulo el juicio. A la intérprete no se le había despedido, tan solo no se había renovado el contrato, y no había pruebas de la agresión, por lo que la demanda quedaba archivada.

Casi dos años después, el juez que negó el pasado octubre la celebración de un nuevo juicio tuvo que revocar su propia decisión el pasado martes, por lo que Nicollette podrá seguir con su lucha por un despido que siempre ha considerado injusto y poder reclamar así los 20 millones de dólares de indemnización que pedía por la marcha injustificada del barrio de Wisteria Lane. Pocos intérpretes pueden causar tanto rechazo como sus propios personajes, pero ella hace oídos sordos y parece importarle bien poco tener en contra a media industria e imposibilitar su participación en proyectos de Touchstone y de ABC. Veinte millones en pleno descenso profesional bien lo valen. Continuará…

Los Grammy, de la alfombra roja a los ganadores

Y entre tanto premio cinematográfico se cuelan los Grammy, porque los galardones musicales lo valen. Como todo lo que se organiza en Hollywood, antes de la ansiada gala se suceden todo tipo de comidas y eventos de tarde donde las estrellas de esa noche lucen sus mejores galas y sonrisas, ya habrá tiempo de hacer muecas de disgusto y decepción en los pasillos del Staples Center de Los Ángeles, donde se celebran los premios de la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación. Por cierto, Taylor Swift, Rihanna y Miley Cyrus se lo pasaron a lo grande y bailaron de lo lindo en la concurrida ‘party’ del productor Clive Davis. Por supuesto, ganadores y perdedores centran todas las miradas, pero la alfombra roja y las actuaciones no tienen nada que envidiar a una ceremonia de los Oscar, es más, en muchas ocasiones, las puestas en escena lo superan con creces.

En el apartado de premios fue la noche de la consagración de Daft Punk, la música dance -de la que muchos somos acérrimos seguidores- de este enigmático dúo francés arrasó al ser reconocida como mejor actuación pop y mejor grabación del año. Precisamente estos músicos galos, embutidos siempre en trajes espaciales y con sus cabezas cubiertas con excéntricos cascos, protagonizaron uno de los momentos mágicos de la noche al interpretar su éxito Get Lucky junto a Pharrell Williams, vocalista, Stevie Wonder y el guitarrista Nile Rodgers. El segundo fue la actuación de Paul McCartney y Ringo Starr, los dos únicos supervivientes de los Beatles, que emocionaron al patio de butacas con una versión especial de Queenie Eye, un tema de New. Sin embargo, hubo un tercero que puso a muchos los pelos de punta. Macklemore & Ryan Lewis, los segundos triunfadores de la noche por su disco rap The Heist, y Madonna, vestida con un traje pantalón blanco y un gorro country, casaron a 33 parejas en directo al son de Same Love, un himno al amor, y Open Your Heart. Los novios, embargados por la emoción, no pudieron reprimir las lágrimas.

Justjared.com

Justjared.com

Como no podía ser de otra manera, la atención también estuvo en la alfombra roja previa a la ceremonia. Una pasarela multicolor en la que el blanco tuvo un protagonismo particular en el Valentino de Katy Perry, que se cambió de modelito hasta en tres ocasiones, el Blumarine de Sara Bareilles, el Michael Costello en encaje de Beyoncé, y los estilismos de Anna Kendrick, Rocsi, Iggy Azalea, Paris Hilton y Steve Tyler. Y en medio de tanta pureza aparece la estilizada figura de Taylor Swift embutida en un maravilloso vestido de Gucci en un tenue dorado y con una sencilla coleta adornando su cabellera. La reina del country volvió a confirmarse como una de las estrellas de la música con mejor gusto a la hora de elegir sus outfits. Tras la resaca de una noche muy larga para los ganadores, arranca la cuenta atrás de la 57 edición.

Los rostros famosos toman la pasarela parisina

El front row de París rivaliza casi por igual con la pasarela. Desde el pasado día 21 se celebra en la capital gala la Semana de la Moda de la Alta Costura, que reúne a los mejores diseñadores y firmas franceses y lo más granado del mundo de la música, el cine y la televisión internacional. Estos días, los hoteles parisinos más selectos tienen sus suites completas, porque gran parte de lo que veamos en los desfiles marcará las tendencias de la primavera verano de este año.

En la presentación de la colección de Chanel vimos a Vanesa Paradis, Rita Ora y Katy Perry, entre otros rostros famosos, como la poderosa editora Anna Wintour, una fanática de los diseños de su amigo Karl Lagerfeld. En el desfile de Jean Paul Gaultier se pudo ver a Dita Von Teese como musa en la pasarela, y a Paz Vega en primera fila, que parece afincada en París porque también disfrutó de las propuestas de Elie Saab, junto a Olga Kurylenko, y de las de Stéphane Rolland junto a la bellísima Blanca Suárez y a la estrella televisiva Kim Kardashian, que tomó buena nota de un desfile que abrió y cerró nuestra top model más internacional, Nieves Álvarez. Maribel Verdú y Miguel Ángel Silvestre compartieron risas y confidencias mientras disfrutaban de las propuestas de Giorgio Armani Privé, muy cerca de Sophie Marceau, Christopher Lambert y Chiara Mastroianni.

Elle Macpherson, a la que pronto veremos pisar los tribunales junto a su marido multimillonario por la muerte de su abogado, y la exprimera dama gala, Carla Bruni, acompañaron a Paul Gaultier en la presentación de la propuesta de Schiaparelli. Al Atelier Versace acudió la amiguísima de Donatella, la siempre extravagante y excéntrica Lady Gaga, con un total look negro que cubría hasta su cabeza, convertida en la musa de la firma francesa.

Sofia Coppola, otra amante de la moda, Dakota Faning y Charlene de Mónaco fueron algunas de las bellezas que se dejaron seducir por los modelos de Louis Vuitton. La elegancia se escribió con mayúsculas fuera y dentro del desfile de Dior, con Kate Bosworth y su atractivísimo marido, el director de cine Michael Polish, y la estrella de la comedia Girls, Allison Williams. Estos son solo algunos de los rostros conocidos que se han dejado seducir por la magia de la Semana de la Moda de París, pero esto solo acaba de empezar.

McConaughey, Leto y Blanchett, acaparan las quinielas de los Oscar

Tres actores se afianzan en su carrera hacia los Oscar. Los Globos de Oro, los Critic Choice Awards y los SAG han colocado en el podium de los mejores intérpretes del 2013 a Matthew McConaughey, Jared Leto y Cate Blanchett. En las salas de apuestas se multiplican las apuestas a su favor, aunque la magia de los Oscar reside en el factor sorpresa, por lo que no creemos que ni ellos ni sus representantes canten victoria. Al protagonista de Dallas Buyers Club, película por la que también está nominado el líder de los 30 Seconds to Mars, le ha costó la pérdida de 15 kilos. Su aspecto demacrado, captado por los fotógrafos durante los rodajes, hicieron soltar todas las alarmas sobre su extrema delgadez. Sin embargo, no solo está más guapo que nunca, sino que irradia satisfacción, su carrera como actor, pase lo que pase el próximo 2 de marzo, ya ha dado un vuelco porque Hollywood le ha quitado la etiqueta de actor de comedias románticas y torsito surfero con tirón mediático. Por cierto, el guapérrimo candidato es un habitual del catálogo de Cosmo, no solo por su presencia en cintas, como Novia por contrato, sino por su participación en Sexo en Nueva York, como uno de los múltiples ligues de Carrie Bradshaw.

Otro que ni se lo cree y parece estar viviendo en una nube es Jared Leto, al que ni el reconocimiento de la prensa internacional, ni de la crítica y ni de sus compañeros de gremios le ha servido para justificar su nominación a las doradas estatuillas como mejor actor de reparto. Este cuarentón de Luisiana con cara de niño ‘malote’ se reta con Bradley Cooper (La gran estafa americana), que nos tememos que se vaya de vacío como el año pasado, el imponente Michael Fassbender (12 años de esclavitud), Barkhad Abdi (Capitán Phillips) y Jonah Hill (El lobo de Wall Street). Todas las quinielas apuntan a este multinstrumentalista que puede dormir más que tranquilo porque si la música le da cualquier día la espalda, siempre le quedará la gran pantalla. Por cierto, y porque este tipo de ‘cotilleos’ nos encantan, parece ser que Leto triunfa entre las mujeres y fue el más juguetón en las fiestas posteriores a todos los galardones. En los Globos de Oro se le vio muy compenetrado con la reina del country, Taylor Swift, y en los premios del Sindicato de Actores hubo mucha química con Emilia Clarke. ¡De tonto ni un pelo!

No por más veterana está menos sorprendida Cate Blanchett. La australiana le pilló por sorpresa el Globo de Oro por Blue Jasmine, tanto que, segura de que no se lo llevaría, confesó que se tomó varias copas antes de salir al escenario. Quiso advertir a los presentes por si el ‘speech’ se le iba de las manos. Además de ser una vez más la más elegante, Cate ha ganado enteros para repetir el éxito obtenido en 2004 por El aviador con la última obra de Woody Allen. Expectantes por la decisión de los académicos, estamos deseando ver el estilismo elegido por su asesora de cabecera, Elizabeth Stewart, una exeditora de moda a la que se rifan en Hollywood.

Del paso por Sundance de Woodley a lo último de Longoria

Desde el pasado 16 de enero y hasta el día 26, se celebra el Park City el certamen de cine independiente más importante del mundo. Esta claro que estamos en el mes del séptimo arte por excelencia, con los Globos de Oro, los Critics Choice y las nominaciones a los Oscar, entre otros muchos eventos y galas relacionadas con el celuloide. De vuelta a este encantador pueblo cerca de la imponente y ricachona Salt Lake City,  queríamos hacer una parada especial en la premiere de White Bird In A Blizzard, una de las tres películas que Shailene Woodley presentará a lo largo de este 2014. Este filme, dirigido por Gregg Araki y basado en la novela de Laura Kasischke, se remonta a finales de los años 80 y relata el devenir, aparentemente tranquilo, de una joven, Kat, a punto de empezar la Universidad, y a la que la vida le arrebatará sin sentido a su madre. Woodley demuestra una vez más su potencial como actriz, algo a lo que no somos ajenos los seguidores de la serie Vida secreta de una adolescente, y los que aplaudimos su trabajo en Los descendientes. La guapa californiana cortó por lo sano su hermosa melena castaña para rodar The Fault in Our Stars, una bella historia de amor coprotagonizada junto a Ansel Elgort y basada en la trilogía Divergent de Veronica Roth, que llegará a los cines estadounidenses el próximo mes de agosto. Más tarde será el turno para Insurgente, junto al guapérrimo Theo James, confirmándose hace pocos días la presencia de ambos en la segunda novela, Allegiant.

Seguimos con mágníficas noticias para los rostros Cosmo. Chace Crawford, el guapísimo escritor de Gossip Girl, que el intérprete aparecerá en el episodio 100 de la serie Glee, y que se encuentra ya en fase de postproducción Undrafted, una comedia plagada de rostros masculinos, es más, los 15 primeros protagonistas que aparecen en el portal cinematográfico imdb son todos hombres, entre ellos, los guapísimos Tyler Hoechlin, Aaron Tveit y Philip Winchester.

Otra que irradia éxito es Eva Longoria. Y no es para menos. No solo tiene en el bolsillo al presidente de Televisa –a ver si es verdad que esta vez la protagonista de Mujeres desesperadas no le sale el novio rana–, sino que da un nuevo paso profesional: dirigirá el primer episodio de la segunda temporada de Criadas y malvadas, la serie que más alegrías le ha dado a esta texana desde que abandonó el selecto barrio de Wisteria Lane. Lo ha hecho animado por su antiguo jefe, Marc Cherry, creador del relato. “No me puedo creer que la gente esté realmente escuchando lo que digo en las reuniones. Hasta me han puesto una placa en la puerta de la oficina con mi nombre, me encanta hacerme respetar”, escribió Longoria en su perfil de Twitter. Otra compañera de reparto, Marcia Cross, se muestra igual de entusiasmada con su regreso a la pequeña pantalla. Será en Fatrick, una comedia que la cadena FOX prepara para la próxima temporada, en la que la pelirroja será la madre del protagonista

Aciertos y desatinos, en los Globos de Oro 2014

Jennifer Lawrence

Jennifer Lawrence

Hollywood vivió la madrugada del domingo al lunes su primera gran noche, los Globos de Oro, antesala de los Oscar, premios con los que la prensa internacional reconoce los mejores trabajos de cine y televisión en el 2013. Una ceremonia en el que ellos y ellas, pero, sobre todo, las actrices someten a escrutinio sus interpretaciones y sus estilismos. Una alfombra roja en la que hubo muchos aciertos, pero también varios descalabros, y para nada lo decimos en sentido literal, porque este año Jennifer Lawrence no ha tropezado con su vestido blanco de Christian Dior cuando recogió su segundo Globo de Oro como actriz de reparto en American Hustle. Este modelo de la firma francesa ha suscitado muchas críticas en las redes, al igual que el Valentino de Amy Adams –premiada como protagonista de la misma cinta–, un vestido con muchas reminiscencias de los 70, con cierto aire asiático en su diseño, al que los internautas calificaron de “demasiado sexy”.

Robin Wright

Robin Wright

Sin embargo, debe ser una cuestión de percha, porque Robin Wright, que este mismo fin de semana anunció su compromiso con Ben Foster, no podía estar más elegante con un diseño cincelado a su esbelta y delgadísima figura, diseñado por Reem Acra en color oro. La ganadora del Globo de Oro como mejor actriz de drama por House of Cards fue una de las encargadas de poner el sello de elegancia a los premios. Su pelo corto, el escaso maquillaje y la buena elección del modelo colocan a la exmujer de Sean Penn en el podio de las mejor vestidas de esta esta 71 edición.

Cate Blanchett

Cate Blanchett

En el lado contrario, Elisabeth Moss, protagonista de Top of the Lake, que optó por un J. Mendel inspirado en los años 20 en color borgoña y negro que pasó sin pena ni gloria, al igual que el desconocido modelo que vistió la veterana Jacqueline Bisset, que recibió el premio de mejor actriz de reparto por su trabajo en Dancing on the Edge. Su discurso, marcado por la sorpresa y por alguna copa de Moët Chandon de más, fue de los más comentados, al igual que su destartalado peinado, el mismo que ha lucido desde el principio de su carrera. Cate Blanchett confesó, al subir al escenario a recoger su premio por mejor actriz dramática por Blue Jasmine, que se había pasado un poco con las copas. La australiana volvió a hacer gala de su buen gusto al vestir, acertó una vez más con un impresionante vestido de Armani Privé en encaje negro.

Berenice Bejo

Bejo

En el apartado de desastres, Paula Patton y su vestido blando de Stéphane Rolland con un inmenso volante en el costado izquierdo que no la dejó ni andar; el soso Fausto Puglisi de Rashida Jones; el recargado Giambattisya Valli en rojo por el que optó Berenice Bejo; el combinado de camisa blanca y palabra de honor en negro largo de Dolce & Gabbana elegido por Julia Roberts; o el sorprendente y desestructurado Christian Dior de Emma Roberts.

Drew Barrymore

Drew Barrymore

Hubo tres embarazadas en el patio de butacas, dos de ellas presentaron premio y presumieron de barriguita: Olivia Wilde, con un ajustado Gucci de lentejuelas verdes; y el floreado Monique Lhullier de Drew Barrymore, en una combinación de rojos, rosas y blancos que se adelanta a las tendencias de la próxima primavera. Solo pudimos disfrutar del elegante Balenciaga de la nominada Kerry Washington, la tercera futura mamá en discordia, en la alfombra roja, la protagonista de Scandal se fue de vacío a casa.

Matthew MacConaughue

Matthew MacConaughue

Entre las curiosidades, los recurrentes problemas con el teleprompter, que pusieron en más de un apuro a los presentadores; los eternos paseíllos que tuvieron que hacer los ganadores para llegar hasta sus estatuillas –muchos de ellos no estaban tampoco en las quinielas de los organizadores-; los emocionados discursos de los ganadores; la canción que Diane Keaton le dedicó a su amigo Woody Allen, homenajeado y ausente en la gala; el sarcasmo ajustado y breve de sus anfitrionas, Tina Fey y Amy Poehler (esta última ganadora en la categoría de mejor actriz de comedia); y la elegancia de ellos, con Jared Leto, Matthew McConaughey, Bradley Cooper y Leonardo DiCaprio como máximos exponentes.

Mujeres y mucho humor, en las nuevas series Cosmo

Cosmo prepara para este 2014 el estreno inédito en España de tres producciones, una estadounidense y dos alemanas, que se incorporarán al amplio catálogo de producciones de éxito. The Mindy Project, Secretaria en apuros y Bienvenida al pueblo, doctora, harán las delicias de los amantes de la buena comedia. Sus tramas tienen como común denominador a protagonistas valientes, seguras de sí mismas y con un sentido del humor envidiable. Sin embargo, poco más vamos a desvelar de estas series en esta ocasión, nos centraremos en sus actrices principales para que a los lectores del blog les sirva de aperitivo y de primer contacto con elencos todavía por descubrir.

Los seguidores de The Office reconocerán al instante a Mindy Kaling, la creadora, guionista y protagonista de The Mindy Project, que se estrenará el jueves 23 de enero a las 21.40 h. Ella se lo guisa, ella se lo come. Y no es de extrañar, porque esta intérprete estadounidense, hija de padres hindúes, ha demostrado sobradas dotes para la escritura, la interpretación y la producción, con su participación en los guiones de más de 20 episodios de la serie que protagonizó Steve Carell; ha tenido el privilegio de colaborar en el mítico Saturday Night Live; además de triunfar con su blog (Things I’ve Bought That I Love) y un libro de colección de ensayos biográficos, llamado Is Everyone Hanging Out Without Me? De su vida privada poco se sabe, tan solo que su madre es una veterana obstetra, justo la misma profesión de su personaje en la serie. Un inciso nada más, porque ya le daremos más cancha en próximos post, pero atentas a Chris Messica (Danny Castellano), uno de los guapos de la serie, con películas tan reconocibles como las oscarizadas Argo y Vicky Cristina Barcelona.

Y de una ginecóloga a una doctora de familia que termina trabajando en su pueblo. En Bienvenida al pueblo, doctora, una producción alemana de ocho episodios, la doctora Fritzi Frühling se reencontrará con sus amores de juventud y con sus rivales, lo que provocará un abanico de rocambolescas situaciones para el personaje al que da vida la danesa Inez Bjorg David, una de las actrices más deseadas por los lectores alemanes de FHM.

Dejamos las batas y terminamos con una serie que emula a una de las mejores comedias de los 80, Cómo eliminar a su jefe, película en la que Jane Fonda, Lily Tomlin y Dolly Parton encarnan a tres secretarias que fantasean con acabar con su jefe, un déspota que las hace la vida imposible. Secretaries 9 to 5 actualiza esta trama, aunque en este caso las intenciones de las incansables asistentes no son tan drásticas. Encabeza el reparto Susan Hoecke, una belleza berlinesa que en el 2007 tuvo un breve romance con Jude Law. Le acompañan Ellenie Salvo Gonzalez y Nina Vordrodt, en el papel de compañeras de oficina, y Thorsten Feller, un berlinés de 40 años que nos dejará a más de una con la boca abierta.

Amores secretos, compromisos y rupturas para arrancar 2014

David Bisbal Instagram

David Bisbal Instagram

El corazón asoma agitado en este arranque del año. Tras desperezarnos el día 1 con la ruptura de Ricky Martin y su novio, Carlos González Abella, y de que se nos cayera la baba con la felicidad que irradia Olivia de Palermo tras su compromiso con el guapérrimo Johannes Huebl, la cosa, en vez de calmarse, ha ido a más y son muchas las parejas de Hollywood que nos han dejado ojipláticos en las últimas horas. El último, David Bisbal. La estrella musical española más internacional del momento se lo está pasando en grande con la diseñadora argentina Marily Bianchi en Punta Cana. La verdad es que aquí el que no corre, vuela, y tras dejar definitivamente a la modelo Raquel Jiménez el pasado mes de octubre, el almeriense le dedica a su nueva conquista todo tipo de mimos y arrumacos. Hace pocas semanas comentó a algún medio de comunicación que esperaba encontrar a su media naranja, ¿será esta mujer de cuerpo escultural la elegida o estaremos ante otro romance pasajero como el que vivió con Miss Universo 2006, Zuleyka Rivera? Él hace oídos sordos a todo lo que se comenta y disfruta de jornadas intensas de submarinismo en República Dominicana, y para muestra, la foto que ha colgado en Instagram.

Andrés Velencoso

Andrés Velencoso

Mientras, otra de las parejas sorpresa de finales del 2014, la formada por Úrsula Corberó y Andrés Velencoso, se muestra esquiva, aunque con tanto paparazzi siguiendo sus pasos es complicado que no les pillen en un renuncio. Es lo que les ha sucedido al viajar al Pirineo catalán junto a un grupo de amigos, para pasar unos días en una casa rural. Aunque ninguno quiere hablar del tema, es evidente que entre la actriz y el exnovio de Kilye Minogue hay algo más que una buena amistad. Lo mismo de huidizo se muestra el archiperseguido Robert Pattinson. El guapo protagonista de Crepúsculo no quiso pasar las navidades solo y parece haber iniciado una bonita relación con Nettie Wakefield, una vieja conocida que mantuvo un romance con uno de sus mejores amigos. En cualquier caso, si están juntos y bien… ¿para qué ocultarlo? Cuanto más misterio, más vigilancia y persecución. Aunque cada cual es muy libre.

Liam McIntyre

Liam McIntyre

Entre tanta intriga, hay quienes han decidido empezar con nuevos propósitos este año. El mago David Copperfield y la modelo Chloe Gosselin han anunciado su compromiso; al igual que Emma Roberts, sobrina de Julia Roberts, y Evan Peters, y eso que el año estuvieron a punto de romper después de que la niña se liara a palos con su chico; el guapísimo Liam McIntyre y su novia Erin Hasan han contraído matrimonio el pasado fin de semana y los testigos aseguran que fue una boda digna de un cuento de hadas. Todo esto en medio de los rumores de la enésima reconciliación de Justin Bieber y Selena Gomez, o lo que es lo mismo, la eterna historia de ni contigo ni sin ti. Nada que ver con el actor Jake Gyllenhaal, que habría dado por finiquitado su romance con Alyssa Miller tras poco más de seis meses. Si la cosa no funciona al principio, que uno está como extasiado, ¿para qué alargarlo?

Actualidad ‘Gossip Girl’

Blake pasa sus segundas navidades con Ryan y Leighton prepara su debut en Broadway

Blake Lively brilla con luz propia en cualquier evento al que haya sido invitada. En el último, una presentación de los joyeros Flagship Maison, la protagonista de Gossip Girl comentó a algún periodista que le habían llamado la atención algunas de las piezas, más en concreto unos pendientes, que según la actriz dejaría a su pareja y a ella en bancarrota. La guapa mujer de Ryan Reynolds irradiaba felicidad, probablemente porque son sus segundas navidades juntos en Nueva York: “No solo los edificios están bellamente decorados, sino que también hay una emoción, una energía en la ciudad muy distinta a la que encontramos allí el resto del año”, comentó la actriz. En resumen, que la rubia de moda está más feliz que las pesetas y no es para menos.

A su compañera y antagonista en el reparto de la serie de Cosmo, Leighton Meester, le sonríe también la vida. Esta joven actriz, que nació en una prisión federal y a la que sacó adelante su abuela por las constantes ausencias de su madre, se ha comprometido con el guapisísimo Adam Brody –hacen una de las parejas más guapas y discretas de Hollywood-, este año la veremos en nada más y nada menos que cinco películas, y su nombre suena fuerte para debutar en Broadway a lo largo de este 2014 en el nuevo montaje de De ratones y hombres junto al rebelde James Franco. Meester interpretaría a una mujer seductora que se debate entre los dos protagonistas, George y Lennie, dos trabajadores de California en busca del sueño americano. Este clásico de John Steinbeck, que lleva 40 años sin programarse en Nueva York, se estrenará en marzo bajo la dirección de Anna D. Shapiro, ganadora de un Tony por Agosto. Esta claro que Leighton sabe muy bien lo que quiere y cómo lo quiere.

Sarah Jessica Parker, indignada con la rumorología

Enojada e indignada. Así se mostró recientemente una de nuestras Cosmoactrices favoritas, Sarah Jessica Parker, tras leer un artículo de una popular publicación en la que se aseguraba que la protagonista de Sexo en Nueva York se había sometido a una cirugía para estirar la piel de sus manos. “Además de insistir en que me había operado, lo cual no es cierto, añadieron un dibujo de mis manos completamente distorsionado, porque entre otras cosas yo no tengo esas manos de bruja tan horribles que me atribuyen. Me parece fatal”, comentó al espacio televisivo Watch What Happens Live.

La neoyorquina, una de las mujeres que marca tendencia en el mundo, puede presumir y presume a sus casi 50 años de no haber recurrido a la cirugía para mejorar su imagen, aunque su profesión y su imagen le obligan a cuidarse con otros tratamientos estéticos muy alejados del bisturí. Parker, haciendo gala de su buen talante, aseguró que no entrará en el juego de aquellos medios que pretenden “lucrarse a costa de las celebridades”.

Por eso, Sarah está más centrada que nunca en su familia y en su carrera. Hace pocos días se veía a la actriz junto a su hijo James, de 11 años, y las gemelas Marion y Tabitha decorando las escaleras de su casa con espumillón navideño. Ni el frío ni la nieve ni el mal tiempo impiden que la intérprete salga a pasear a diario por las calles de la ciudad que la vieron triunfar a finales de los años 90. Además, el cine vuelve a llamar a su puerta después de una cierta sequía de proyectos. El portal imdb.com anuncia su participación en Mixtape, una comedia dirigida por Tom Vaughan (Algo pasa en Las Vegas) cuyo rodaje está previsto para este año.