Guapos a rabiar… ¿tú con cuál soñarías?

Una de las razones por las que me encantan las series femeninas, además de las obvias por ser mujer, es el elenco masculino. Si las actrices son guapas, ¡qué te voy a contar de ellos! Todas soñamos, y lo hacemos porque los sueños, sueños son, con compañero como el que tiene en su casa Angelina Jolie. Guapo, pendiente y comprometido con la paternidad, solidario, guapo (eso ya lo había dicho, ¿no?), alto, rubio, con ojos azules y un cuerpo 10 con 48 años. 

¡JA! Como eso sólo pasa en la ficción, dejaré volar mi imaginación para, por lo menos, despertarme con una sonrisa mañana. Como a Brad Pitt le tengo en un pedestal, creo que voy a optar por algo más cercano al mundanal ruido, aunque igual de imposible.  

No estaría mal ser la enfermera entregada de Eric Dane, el actor que da vida al macizo cirujano plástico de Anatomía de Grey. Resulta que este formidable californiano, con un ‘torsito’ de los que quitan el hipo, ha tenido que pasar por una clínica de desintoxicación para desengancharse de los analgésicos. ¡Qué tendrá Los Ángeles Hills Treatment Center que no le pueda dar una especialista ficticia de la salud!

Aunque no estaría tampoco nada mal que mi subconsciente cogiera un avión con destino a la maravillosa mansión de Patrick Dempsey en Malibú para convencerle, rogarle y suplicarle que no abandone Anatomía de Grey, la serie médica de Cosmopolitan TV.

Ya me lo estoy imaginando… día y noche enfrente de la puerta de su rutilante choza de siete millones de dólares, viéndole pasar hasta que un día… el resto me lo reservo.

De dos maduritos de muy buen ver a un joven que apunta maneras y que desde que le vi en Bedlam me ha robado el sueño varias noches. Theo James, británico, 26 años, cantante y guitarrista de un grupo, y filósofo. Vamos… un diamante en bruto con el que me encantaría compartir esas conmovedoras visiones que le tienen atrapado.

Otro que tiene su punto y al que en mis ensoñaciones le cambiaría su gusto por las jovencitas es a Grayson Ellis, el guapo de Cougar Town que bebe los vientos por Jules (Courteney Cox), aunque le cueste reconocerlo.

¿Y si esta noche me convierto por arte y magia de un tinte rubio y unos espectaculares Manolo Blanik en Carrie Bradshaw, mando al carajo a Mr. Big y me quedo con Aidan Shaw? Creo que me tira más lo de hacer de curandera sensual de Dane… ¡Ay Omá qué rico!

De la pequeña a la gran pantalla y viceversa

Aunque cada vez son más los rostros del cine que se buscan la vida en la ficción televisiva, muchos, bueno… mejor dicho, muchas actrices que se han popularizado en la pequeña pantalla empiezan a hacerse un hueco en el Séptimo Arte.

Es el caso de la pelirroja de Embrujadas, Rose McGowan, a la que esta semana veremos transformada como la despiadada bruja Marique en Conan, una nueva versión del bárbaro personaje que aseguran nada tiene que envidiar en escenas violentas a 300 de Gerard Butler.

Apenas una semana después, será el turno para la más cool de Gossip Girl, Blake Lively. La rubia de moda estrenará el próximo 29 en las salas españolas La Linterna Verde, una de esas megaproducciones de ciencia ficción sobre superhéroes en la que le acompaña el guapísimo y solterísimo Ryan Reynolds.  

A Lively, coladita por los huesos de otro que no se deja atrapar, Leonardo DiCaprio, volveremos a verla pronto en otras tres películas. La californiana ha cogido carrerilla y no hay sarao en la meca del cine a la que no sea invitada.

Un ascenso que va en paralelo al de otra Gossip Girl, Leighton Meester. Muchos auguran a la morena que encarna a Blair Waldorf un futuro prometedor en la gran pantalla, aunque aquí no podremos saber si la chica lo vale hasta que en septiembre se estrene Monte Carlo, en la que comparte cartel con Selena Gómez y Katie Cassidy.

Una cinta que volverá loca a las fanáticas de los trapos caros, entre las que me incluyo, porque el desfile de modelitos y de chicos guapos está asegurado.

¿Creías que esto era todo? Pues todavía hay más ‘amiguitas’, porque en la antesala del otoño las seguidoras de Sarah Jessica Parker tenemos una cita ineludible con Tentación en Manhattan… ¡Ups!, con ese título la imaginación de las ‘girls’ (mi pandilla de amigas divorciadas, solteras y enteras) y la mía se desborda hasta límites insospechados.

Parker, la actriz mejor pagada de Hollywood (¡más envidia cochina!) gracias a las reposiciones de Sexo en Nueva York, estará muy bien acompañada por Greg Kinnear y Pierce Brosnan, dos ‘maduritos’, que, como los buenos vinos, han ganado con los años.

¿Tendrá que quedarse con uno de los dos? Habrá descubrirlo acurrucada en una buena butaca, frente a una pantalla gigante con Dolby Surround y un cubo de palomitas. ¿No te parece un plan apetecible?

El caso es poner los dientes largos al personal

Boquiabierta y mosca. Así me he quedado al ver a Ashley Tisdale pasándoselo bomba en la playa en su 26 cumpleaños. Lo primero porque la protagonista de Hellcats  lo celebró a lo grande dándose un buen chapuzón con su amigo del alma Zac Efron.

Y mosca porque como dice mi amiga Nicole, aquí hay tomate y si no, tiempo al tiempo. Él está soltero y entero, a pesar de que las malas lenguas dicen que todavía no se ha recuperado de la ruptura de Vanessa Hudgens. Y a ella la sonrisa la delata.

Pero para sonrisas bonitas, la que luce la bellísima Liz Hurley. Divorciada del multimillonario indio Arun Nayar, Hurley no habría tenido más remedio que buscarse solita las habichuelas y qué mejor que hacerlo en la serie con más ‘style’ de la parrilla de Cosmopolitan TV, Gossip Girl.

Comentan que encarnará a una sexy y glamourosa ejecutiva que dará un giro a las vidas de los personajes del Upper East Side. Me da a mi que los epítetos no tendrá que forzarlos mucho… con ese impresionante físico y su holgada cuenta corriente, lo de sexy y glamourosa tiene poco mérito.

Para virtudes y muchas las de Marc Menard. ¿Qué no sabes quién es? En cuanto teclees su nombre en Internet entenderás porque Nicole y yo tenemos los ojos como platos. ¡Qué cara, qué cuerpo… qué todo!

Resulta que este actor canadiense acompañará a Hurley en el drama adolescente como el padre Cavalia, un cura monegasco que provocará más de un pensamiento impuro dentro y fuera de la pantalla. ¡Uffff!

Y si antes casi me caigo del guindo, con la última se me ponen los dientes larguisísimos ¡30 millones de dólares! Sí… has leído bien. Ésa es la suculenta cifra que se embolsa Sarah Jessica Parker al año gracias a las repeticiones de Sexo en Nueva York, a los beneficios de la segunda película basada en la serie que emite Cosmopolitan TV y a los ingresos por sus múltiples compromisos publicitarios.

Según la revista Forbes, la actriz que da vida a la columnista Carrie Bradshaw iguala en el top del ránking a nada más y nada menos que a ‘celeb’ de las ‘celebs’, Angelina Jolie ¿A qué te has quedado muerta? Pues ahora vas y lo twitteas.

¿Novios o amigos con derecho a roce?

Desde hace tiempo me pregunto cuál es el estado sentimental ideal para la mujer moderna. Muchas de mis amigas consideran que vivir en pareja es lo más de lo más, pero otras muchas, y el número en este grupo va en aumento, prefieren experimentar breves romances y cuando la pasión se acaba, a otra cosa mariposa.

Lo digo no sólo por lo que veo a mi alrededor, sino por las ajetreadas vidas sentimentales de las celebs, de cuyas vidas sentimentales me confieso una acérrima seguidora.

Se comenta en los mentideros de hollywoodienses que la pareja del verano, Blake Lively, nuestra chica favorita de Gossip Girl, y Leonardo DiCaprio, uno de los solteros de oro de la meca del cine, han tenido su primer desencuentro.

Blake Lively. Gossip Girl Ep. 8 T4

Una teoría que ha ganado fuerza las últimas horas tras saberse que él, al que está claro que le ponen las rubias de cuerpos esculturales –¡anda que es tonto el chico!-, ha sido fotografiado junto a la modelo Anna Jagodzinska de madrugada en el Upper West Side, al otro lado del selecto barrio donde se ambienta la serie que triunfa en Cosmopolitan TV. El caso es que el actor se acercó raudo y veloz a los paparazzi para comentarles que entre él y la modelo polaca solo hay una gran amistad.

No sé… con lo poco dado que es para hablar de su vida privada, ¿por qué se apuraría tanto en dar explicaciones? ¿si no tienes nada que temer, por qué te justificas Leo? El tiempo pondrá todo en su sitio y sabremos si la historia de la parejita de moda es el principio de algo, se trata de un amor de verano o sólo son amigos con derecho a roce.

Y si no, siempre le quedarán las ventajas de la soltería, de la que goza su compañera de reparto, Leighton Meester o Courteney Cox, la protagonista de Cougar Town, que al final no le ha concedido a su ex marido, David Arquette una segunda oportunidad. Poner los cuernos y hacerlos públicos en una entrevista no es plato de buen gusto para nadie y aunque se perdone, hay cosas que nunca se olvidan.

Visto lo visto, lo que tengo muy claro a estas alturas, Lively, es que es mejor estar sola, que mal acompañada. Te lo digo, por experiencia. Además, siempre nos quedarán las amigas, como en Sexo en Nueva York. Una curiosidad… ¿y tú, qué prefieres?