Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación.

Operación de pecho: todo lo que debes saber sobre esta intervención estética

Una de las intervenciones estéticas más solicitadas

22/09/2021
Dentro de las cirugías estéticas, el aumento de pecho es quizás una de las intervenciones más solicitadas y que genera grandes expectativas. Esto se debe a que las mujeres buscan mejorar su seguridad y feminidad al tener pechos más grandes y firmes.

Por otro lado, la reducción de pecho también tiene gran demanda en este campo, porque ayuda a conseguir un busto simétrico a través de la disminución de la grasa corporal y del tejido mamario.

Ahora bien, ambos procesos conllevan ciertos riesgos que se deben conocer. En este sentido, Institutos Médicos Especialistas como Pérez De La Romana, entre otros, ofrecen toda la información que debes manejar antes de pasar por cualquiera de estos procedimientos.

¿Cuáles son los tipos de cirugía mamaria?


Muchas personas deben someterse a una intervención de pecho por cuestiones de salud o para mejorar su apariencia y funcionalidad. Debido a esto, la cirugía mamaria tiene diferentes técnicas que se ajustan a una variedad de necesidades.

Dentro de las más comunes están la mamoplastia (para aumentar o reducir los senos), la mastopexia (para la elevación o firmeza del tejido) y la ginecomastia.

Aumento de senos


Un aumento de senos, también conocido como mamoplastia para aumento, es un método quirúrgico que se realiza para aumentar la proporción del pecho.


Esto se hace a través de la implantación de prótesis o de injertos de grasa corporal.
Para ello, el especialista forma una especie de “bolsillo” en el cual introduce el material para el aumento.
Por lo general, la incisión se hace en la región axilar; es decir, en el pliegue que está debajo del pecho o alrededor de la aureola.

¿Por qué se realiza?


Las razones para realizar este procedimiento son muy variadas. Básicamente, se usa para mejorar la apariencia cuando los senos son muy pequeños o cuando no existe simetría entre ambas mamas.

Asimismo, las personas utilizan la mastopexia —elevación de pecho— para corregir los senos desiguales después del embarazo, el amamantamiento o tras haber pasado por una gran pérdida de peso.

¿Presenta riesgos?


Esta es una cirugía que se ha perfeccionado en los últimos años. Por eso, aunque tiene ciertos riesgos asociados, se presentan con muy poca frecuencia.
 
Sin embargo, puede ocurrir la formación de tejido cicatricial que es capaz de distorsionar la forma del implante. A esto se le conoce como contractura capsular.

También puede haber complicaciones por una infección o por la ruptura del material implantado. Otros riesgos menores son leve dolor en el pecho, cambios en la sensibilidad del pezón o un cambio en la posición de los implantes.

¿Cómo prepararse?


El primer paso es consultar con un médico certificado para la orientación oportuna en cuanto al tipo de prótesis o técnica más conveniente.

De igual forma, es recomendable guardar registros de las especificaciones y el modelo de las prótesis utilizadas. Lo cual es esencial para poder reemplazarlas en un futuro.

El paciente debe saber que el aumento de senos no evita la flacidez, ni es algo que dura para siempre. De hecho, la permanencia promedio del material implantado es de unos 10 años.

Por otro lado, este tipo de cirugía puede causar cierta dificultad a la hora de amamantar.

Reducción de senos


A esta intervención se le conoce como mamoplastia de reducción de pecho. Las personas lo utilizan cuando tienen excesivo tejido mamario con la finalidad de lograr un tamaño más adecuado de las mamas.

La finalidad es eliminar el exceso de grasa, tejido o piel, para luego recolocar la aureola en una posición correcta y más estética. Por lo general, el médico utiliza una incisión en forma de ancla.

¿Por qué se realiza?


La cirugía de reducción de pecho es recomendable si el tamaño de las mamas produce dolor en la espalda, los hombros o sobre el cuello.

También, los pechos muy grandes pueden causar irritación crónica en la piel subyacente o dolor en los nervios que pueden limitar las actividades diarias.

¿Cuáles son sus riesgos?


Se trata de una cirugía con pocos riesgos. Pero el más común es un leve cambio en la sensibilidad cutánea o algunos problemas de cicatrización.
 

¿Cómo prepararse?


Las personas que fuman o beben en exceso deben consultar con su médico antes de someterse a la intervención.
También, es probable necesitar una mamografía previa y el suministro de ciertos antibióticos. En todo caso, todo queda a criterio del especialista.

Por último, la mejor alternativa para realizarse cualquiera de los procedimientos mencionados, es contar con un equipo médico certificado. Solo así se reducen los riesgos y se conseguirán los resultados esperados.
 

Redacción COSMO
Noticias escritas por el equipo de redacción de COSMO.


Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 

Noticias relacionadas

Más noticias


únete al universo cosmo
¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones