Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.

Cómo hacer leche de almendras en casa

Un alimento sano y fácil

02/10/2018


Los tiempos en los que la leche presidía cada mesa de desayuno ya son historia. El que era el alimento más consumido en esta primera comida del día en occidente ha ido desapareciendo poco a poco de nuestra dieta.

Ya sea por la intolerancia que produce en algunas personas, la alergia, la opción de la vida vegana o cualquier otro motivo la hemos reemplazado por otras opciones más convenientes, como las infusiones, los zumos, la soja o la leche de almendras.

Hoy día puedes encontrar leche de almendras en casi cualquier establecimiento, pues es una de las opciones más demandadas para el desayuno. Sin lactosa, sin colesterol, con menos ácidos grasos y baja en calorías es una de las mejores elecciones si queremos perder algunos kilitos. Además, puedes prepararla en tu propia casa fácilmente.


Veamos cómo.

Tan fácil que la lista de ingredientes es así de corta:

-150 gramos de almendras (una taza llena)
-3 tazas de agua
-1 cucharada de esencia de vainilla o 1 ramita de canela

Para preparar leche de almendras haremos lo siguiente.

leche, almendras, como, preparar, casera, casa, cocinar, receta

Deja las almendras en remojo, con agua de sobra, durante toda la noche. Es necesario un exceso de agua porque estos frutos secos las absorberán hasta acabar hinchándose.

Por la mañana, escurre el agua restante y coloca las almendras en la licuadora, añadiendo las tres tazas de agua. Hay que licuar la mezcla hasta que las almendras sean solo polvo. A continuación y con la ayuda de un colador, separa el líquido de los trozos de almendra.

Guarda el líquido en un tarro de cristal, material donde el líquido conserva mejor su sabor y tira el resto. Para darle un toque dulce, algunos optan por dejar un trozo de canela en la leche de almendras para darle sabor y otros prefieren extracto de vainilla.

Ahora ya puedes consumirla o incluso usarla como un ingrediente más en otra receta más elaborada. Si la guardas en la nevera, consúmela en los siguientes cinco días pues a partir de esa fecha comenzará a descomponerse.

Una bebida sana y muy fácil de hacer que está especialmente recomendada para aquellas personas que quieran mejorar su salud cardiovascular, quieran equilibrar los niveles de colesterol o combatir problemas gastrointestinales, pues ayuda en nuestra digestión y en la conservación del colon.

Imagen Vía
 

Redacción COSMO
Noticias escritas por el equipo de redacción de COSMO.


Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 

Noticias relacionadas

Más noticias


únete al universo cosmo
¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones