Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
COSMO
Buscar en cosmopolitantv.es

Psicología

El lunes empiezo

Comienza la rutina con ganas

Lo has disfrutado, lo has sufrido y lo has alargado y estirado todo lo posible pero en algún momento había que terminar y sentar cabeza.
Regresar a los días de entre semana, a los atascos, a los madrugones, a las restricciones, a portarte bien y a ser responsable. Ya está bien, ya no quedan excusas, hasta el día 6 podías justificarte, después ya no.

Toca empezar con esa larga lista de proyectos, de objetivos, de obligaciones, de deseos y de “debería”. Porque quieres, porque te va a venir bien, porque hay que hacerlo, porque ya está bien.

foto


Venga, ánimo. Este enero seguro que lo consigues.
Vas a dejar de fumar, vas a ahorrar y vas a hacer más caso a tu pareja, dormir más y llamar más a tu madre.


De este año no pasa que aprendes inglés, y empiezas a correr, y a desayunar sano.

Nada de vinitos entre semana, nada de comida basura, nada de pasar el fin de semana tirada en el sofá.
Sí, esta misma semana empiezas a ordenar los cajones de la cocina, te deshaces de los zapatos que no usas y tiras toda la porquería acumulada en el trastero.

Sin duda es el momento de aprender a conducir, a cortar jamón y a bailar danza del vientre. Este año vas a levantarte con tiempo, te vas a dar prioridad, nada de estrés, nada de prisas.

foto


Vas a dejar de enfadarte, dejar de gritar y dejar de comer. Vas a quitarte el azúcar, las salsas y los refrescos. Es una pena tirar todos esos polvorones, a ver si los terminas rapidito y la próxima semana ya te pones en serio con la dieta.

Este fin de semana harás la lista definitiva de prioridades y luego las organizarás por meses, así no te pasa lo del año pasado que por falta de planificación, al final no llevaste a cabo nada de lo que tenías previsto.
Y quien dice este, dice el siguiente, y enero con lo poco que queda, no te va a dar tiempo a  comenzar en condiciones. Mejor empezar en febrero, eso sí, muy en serio. Sin excusas ni titubeos.

foto


Hasta Semana Santa no caerás en la cuenta de lo rápido que avanza el año, que la rutina, la vida y que eres un desastre han hecho que te olvidases de tus supuestas ilusiones.  En verano retomarás el tema, es increíble lo rápido que habrán pasado esos seis meses. Sin duda, no será la mejor fecha para cambiar tus hábitos pero tendrás claro que de septiembre no pasa.

¿Te suena?

Antes de lastimarte, quejarte y culparte vete al origen. ¿Quién ha dicho que necesitas hacer una lista de buenos propósitos y empezar a ser buena este año?

foto


Tal vez te estás dejando llevar por la marea, evidentemente te gustaría ser más mona, más trabajadora y más buena. Pero fumar te relaja, la comida basura está muy rica y pegar un par de bufidos te deja como nueva.

¿Cuántos de los objetivos que tienes en la lista de buenos propósitos del nuevo año te parecen un suplicio, por muy molones que aparentemente sean?
Lo sé, estás emocionada y te hace mucha ilusión pensar que vas a terminar el año siendo bilingüe. ¿Has caído en el detalle de que te horroriza aprender idiomas?
Tal vez puedes mantener el objetivo pero variar el método. Probablemente sea más efectivo ponerte una serie en versión original que apuntarte a esas clases tediosas online.

foto


Quizás es mejor obviar el ascensor y salir a pasear que contratar a un entrenador personal con el que muy posiblemente mejores tu creatividad, por las miles de excusas diferentes que se te irán ocurriendo para posponer otro vez esa cita ineludible semanal. 

Este año a la maratón no llegas pero vas a salir a correr con regularidad. Es cuestión de proponérselo, te compras unas buenas zapatillas, unas mallas que combinen y un sujetador en condiciones, no vaya a ser que subas el culo pero bajen tus tetas. Utilizarías lo que te compraste el año pasado pero es que ahora ese color no se lleva y, además, el pantalón te aprieta.

foto


Lo sé, llegar a llevar a cabo tus objetivos no es sencillo pero con algunas premisas es más posible que lo logres. 

Si tus intereses no están bien definidos y son ambiguos, tus resultados también lo serán. Vas a cuidarte más, ¿podrías concretar qué significa eso?

Permítete cierta flexibilidad, si tu intención era ir tres días por semana al gimnasio y en dos semanas lo mejor que has conseguido es acudir un par de veces es preferible ser flexible y cambiar ese objetivo a dejar de lado directamente el tema del deporte.

foto


Prueba a enunciar en positivo, en lugar de “dejar de”, “empieza a”. Busca la motivación, ¿por qué quieres aprender inglés, dominar la conga, cocinar a diario o madrugar el domingo?
No lo hagas para demostrarte que puedes, que tú lo vales. Condicionar tu autoestima a los resultados posiblemente te lleve sólo a la frustración.

Si fumas porque te calma, mejor busca un sustituto para lograr esa paz antes de cortar radicalmente con la nicotina. Si comes compulsivamente porque estás estresada, tal vez mejor buscar el origen de ese nerviosismo.
La mejor actividad física no es la que quema más calorías o tonifica más, es la que más te guste.

Si sólo tienes un por qué, más vale que te pongas a buscar un para qué. Busca un equilibrio entre placer, esfuerzo y beneficio. Y, si pecas, disfruta y deja de machacarte por ello.


Sobre la autora: 
Ingrid Pistono, licenciada en Psicología con Máster en Psicoterapia del Bienestar Emocional.


Ingrid Pistono
Ingrid Pistono, licenciada en Psicología con Máster en Psicoterapia del Bienestar Emocional.


¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias






¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones