Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación.

Mujeres que nos inspiran: Doctora Elena Castro

Investigadora de CRIS contra el cáncer, y líder del grupo CRIS de cáncer de próstata IBIMA

02/03/2021
Se acerca el Día de la Mujer, y desde COSMO seguimos dando a conocer a mujeres que nos inspiran.

Elena Castro es Oncólogo Médico en el Hospital Universitario Virgen de la Victoria, Málaga y dirige el grupo de Investigación traslacional en tumores genitourinarios del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga desde 2019 que financia CRIS contra el cáncer.

Tras terminar la formación MIR y obtener el título de Doctor por la Universidad de Salamanca, fue beneficiada con la Beca SEOM CRIS de Estancia se trasladó al Institute of Cancer Research (Londres, UK). Allí comenzó su trabajo sobre la genética del cáncer de próstata con la Prof. Rosalind Eeles. Tras 4 años compatibilizando investigación y práctica clínica en Reino Unido, gracias a CRIS contra el cáncer regresó a España, a las Unidades CRIS de Investigación en el CNIO e IBIMA a continuar su formación como científico clínico.

Su trabajo ha permitido entender cómo determinadas alteraciones genéticas heredadas afectan al pronóstico y a la respuesta a los tratamientos disponibles para el cáncer de próstata y ha sido reconocido con varios premios.

Le hemos realizado una entrevista donde nos habla de tema muy interesantes:

¿Qué importancia juega la investigación en la curación del cáncer?


"Cada uno de nosotros se enfrenta a los problemas que le surgen cada día investigando una posible forma de solucionarlos.


No hay otra manera. Lo mismo sucede con el cáncer, la única forma de encontrar una solución, una cura, es investigando. Lo que sucede es que el cáncer es un problema muy complejo que precisa de muchas mentes, muchos recursos y mucho tiempo.

CRIS contra el cáncer financia sus proyecto de investigación , ¿qué papel juegan este tipo de fundaciones, y en específico CRIS?


Es de todos conocido que en España la inversión en investigación biomédica a cargo de los presupuestos del Estado es raquítica. Además, la situación laboral de la mayoría de los investigadores es muy precaria. La Fundación CRIS contra el cáncer (www.criscancer.org)  ha sido crucial para poner en marcha y desarrollar muchos proyectos que difícilmente hubiesen podido llevarse a cabo con financiación pública. No me refiero únicamente a la financiación de proyectos de investigación, sino que gracias a CRIS se ha dotado de nuevas infraestructuras hospitales como La Paz (Unidad Cris de Investigación Traslacional y Terapias avanzadas), o en el Hospital 12 de Octubre (Unidad CRIS de Inmuno-Oncología). Además, gracias a las ayudas tanto CRIS como otras organizaciones sin ánimo de lucro es posible la contratación de muchos investigadores en diferentes momentos de su carrera y el retorno e incorporación a instituciones españolas de muchos otros investigadores que en algún momento tuvieron que salir de España para poder progresar en su carrera científica. 

Lideras el proyecto de investigación en cáncer de próstata que financia CRIS en el IBIMA, ¿cuáles son los últimos avances?
Nuestro trabajo en los últimos años se ha centrado en la caracterización de los tumores de próstata con alteraciones en los genes que se encargan de reparar el DNA cuando se daña. Muchas veces, estas alteraciones las adquiere el tumor como una ventaja para crecer más rápido o para escapar a los tratamientos que les administramos, pero un porcentaje significativo los pacientes habían nacido con esta alteración que está presente en la familia y que muchas veces no se sospecha. Trabajamos en identificar quienes son estos pacientes y en identificar las características de estos tumores para poder tratarlos mejor."
 

Crees que el cáncer dentro de poco será una enfermedad de la que no preocuparnos, ¿o queda mucho para eso?


No, no creo que podamos erradicar el cáncer como se ha hecho con algunas enfermedades infecciosas, en parte porque el cáncer está ligado al envejecimiento. Además, bajo el epígrafe "cáncer" se engloban múltiples enfermedades que se caracterizan la presencia de células anómalas que se dividen de forma incontrolada y que pueden invadir otros órganos. Pero los cánceres difieren mucho unos de otros y lo que puede servir para curar algunos de ellos, es inútil en otros. 
Lo que sí es cierto es que gracias a la investigación vamos sabiendo cada vez más de todos los tipos de cáncer y se van desarrollando mejores métodos diagnósticos y tratamientos, de modo que en los últimos años la tasa de curación de muchos tumores ha mejorado muchísimo y en algunos que no podemos curar hemos conseguido mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes. 
 

¿Por qué hay menos mujeres investigadoras? ¿Cree que cada vez la proporción es mayor?


En el caso de la biomedicina, que es lo que conozco de cerca, no creo que haya menos mujeres investigadoras, de hecho, en muchos centros la mayoría de las estudiantes de doctorado son mujeres. Lo que hay son muchas menos mujeres liderando grupos de investigación, del mismo modo que hay menos mujeres que hombres en puestos de liderazgo en otras esferas. Se han publicado muchos trabajos analizando el porqué de esta situación y se han identificado múltiples factores. Lo que hace falta ahora es poner en marcha medidas que incidan sobre estos factores para alcanzar una situación de igualdad con los hombres. 


¿Qué debe cambiar para que la mujer tenga más visibilidad en el ámbito científico?


En los últimos años se ha reconocido la necesidad de mostrar el trabajo de las mujeres científicas para que las niñas puedan tener referentes que les inciten a seguir su ejemplo. Es muy difícil querer ser algo que no conoces, que no sabes que es posible. Por otro lado, la comunidad científica ha reconocido determinados sesgos de género que se cometen muchas veces de forma inconsciente y que pueden afectar a la carrera científica, como que es frecuente dar una puntuación más baja a un proyecto presentado por una mujer, o que se cite menos un artículo del que la primera firmante es una fémina. Y sin duda, otro factor que afecta negativamente al desarrollo de una carrera científica por parte de las mujeres es el hecho de que el cuidado de los hijos sigue recayendo en mayor medida sobre las mujeres. Según algunas investigaciones, la pandemia por COVID ha afectado más negativamente a la productividad de las mujeres, que han escrito menos artículos y solicitados menos proyectos, etc que los hombres. En España, la precariedad laboral de los investigadores en España hace que muchas mujeres abandonen la carrera científica y busquen trabajo en otros sectores cuando se plantean formar una familia. Sin duda, unas buenas políticas que favorezcan la conciliación y la estabilidad laboral de los investigadores permitirían que más mujeres desarrollaran carreras exitosas en ciencia en nuestro país. 
 

¿Qué trabas o problemas has tenido en un mundo masculinizado como el de la investigación del cáncer de próstata?


Lo cierto es que algunos de los investigadores más potentes en cáncer de próstata ahora mismo son mujeres. De hecho, yo llegué al cáncer de próstata gracias a una de ellas, la profesora Rosalind Eeles (The Institute of Cancer Research, UK). Después, tuve la suerte de recibir un premio de la Prostate Cancer Foundation (PCF), una organización sin ánimo de lucro americana que financia gran parte de la investigación en cáncer de próstata a nivel mundial y que me ha permitido interactuar con muchos investigadores internacionales en mi campo. Trabajando con ellos, nunca he tenido la sensación de recibir un trto diferente por ser mujer. PCF es muy consiente de las dificultades que afrontan las mujeres investigadores y la reunión que celebra de forma anual dedica un día a discutir los problemas que nos surgen y las posibles soluciones, a diseñar estrategias para dar visibilidad a nuestro trabajo y a conocer la trayectoria de mujeres en puestos de liderazgo que son una inspiración. Interaccionar con estas investigadoras a las que admiro y que muchas veces tienen los mismos problemas para conciliar que yo me ha ayudado mucho a nivel personal. 

Si he encontrado más dificultad en otros ámbitos fuera de la investigación como pueda ser en el hospital o en reuniones donde muchas veces soy la única mujer o la persona más jóven y ahí sí que algunas veces he sentido que mis opiniones no han sido tenidas en cuenta, pero esto es independiente de que me dedique al cáncer de próstata. 

 

Redacción COSMO
Noticias escritas por el equipo de redacción de COSMO.


Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 

Noticias relacionadas

Más noticias


únete al universo cosmo
¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones