Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
COSMO
Buscar en cosmopolitantv.es

Mujeres que nos inspiran

Helen Gurley Brown, la chica COSMO original

La mujer que inventó el estilo Cosmopolitan

helen


Viajemos a 1990. En el cine triunfan los taquillazos de cintas hoy tan míticas como 'Ghost', 'Bailando con lobos' o 'Desafío total'. En la radio suenan los éxitos de Backstreet Boys, MC Hammer y Sinéad O'Connor. Los quioscos de nuestro país están a punto de recibir el primer número de Cosmopolitan en su versión española.


Aquel número presentaba una portada dominada por el color rojo y protagonizada por una modelo en alza: una Cindy Crawford que estaba a punto de conocer al que sería su primer marido, el por aquel entonces actor más deseado del planeta y que venía de romper taquillas con su 'Pretty Woman', Richard Gere. Aquella portada presentaba los titulares de los artículos de su interior. Artículos que hablaban abiertamente de sexo, trabajo...


y por supuesto, Richard Gere.

Cosmopolitan antes de 1965


Cosmopolitan se instalaba por fin en España tras haber sido fundada más de cien años antes en los Estados Unidos, concretamente en 1886, como una "revista familiar de primera clase" que presentaba artículos para todos sus miembros haciendo especial hincapié en el sector femenino. 

La revista se enfocó en su público familiar durante la primera mitad del siglo XX con una tirada de 2 millones de ejemplares que presentaban artículos de investigación, relatos de ficción y un retrato de la sociedad por aquel entonces. La llegada de la televisión a la mayoría de hogares de Estados Unidos, allá por la década de los 50, dejó a las publicaciones de papel en un lugar bastante inestable, pues las familias pasaron a informarse mediante los rayos catódicos. Muchas de estas revistas se vieron condenadas a la desaparición por el creciente empuje de la tele y Cosmopolitan se enfrentaba al mismo destino. 

Todo cambió con el nombramiento de una nueva redactora jefe en el año 1965. Una mujer que no solo salvó a Cosmopolitan de su cancelación, sino que la convirtió en uno de los referentes de información del país y en punta de lanza del feminismo mundial. Hablamos de Helen Gurley Brown.


La era de Helen Gurley Brown


Helen Marie Gurley Brown nació en Arkansas en 1922 y completó sus estudios universitarios en la Texas Woman's University y en la Woodbury University de California, graduándose en 1941.


Trabajó en productoras musicales y agencias de talento antes de dar el paso a la publicidad en la agencia Foote, Cone & Belding. Allí destacó por su excelente redacción y en pocos años fue considerada como una de las mejores escritoras publicitarias del país, dando el salto a la escritura de novelas, siendo su obra más conocida 'Sex and the Single Girl', libro de 1962 que fue adaptado a la gran pantalla en 'La pícara soltera' con el protagonismo de Natalie Wood y Tony Curtis. 

Hablar de la libertad sexual de la mujer no estaba tan bien visto como hoy en la (cada vez menos) puritana sociedad estadounidense de la década de los 60. Gurley Brown fue una de esas mujeres que empezó a normalizar temas como estos.


Redactora jefe de Cosmopolitan


A principios de los 60 la revista Cosmopolitan seguía centrada en asuntos más generalistas, desde política a vida familiar. La escritora de Arkansas fue nombrada redactora jefe en 1965 y trajo no solo una revolución a la publicación, sino que definiría el rumbo y la personalidad de Cosmopolitan hasta nuestros días.


La redactora decidió cambiar el rumbo de la revista centrándola casi totalmente en el público femenino no ya como reflejo de la sociedad actual, sino como punta de lanza de la sociedad que vendría después. Cosmopolitan encabezó la revolución sexual de la mujer en los Estados Unidos desde la reivindicación pero también la normalización del feminismo. Gurley Brown no estaba aquí para pedir permiso.

Es posible que sus buenas intenciones hubieran caído en saco roto de no ser una escritora tan extraordinaria. Su experiencia como redactora y sus años como publicista la convirtieron en una de las voces más certeras y definitorias de la época. 

"Las chicas buenas van al Cielo, las chicas malas van a todas partes". "No utilices a los hombres para obtener lo que quieres en la vida. Consíguelo tú misma". "Mi filosofía es que si no estás teniendo sexo, has terminado aquí". Todas frases de Helen Gurley Brown.


Cosmopolitan no solo pasó a ser una revista orientada al público femenino. Era inequívocamente una de las primeras publicaciones mainstream abiertamente feministas del país. Especialmente en materia sexual. En sus artículos se hablaba de la liberación sexual de las mujeres, de su capacidad de elección, de mujeres fuertes que alcanzaban sus propios destinos. En pocos meses bajo el mando de Gurley Brown la revista se convirtió en el referente de la mujer. 

Pero su redactora jefe no quería que los avances de Cosmopolitan se quedaran tras las fronteras de Estados Unidos. Bajo su mano Cosmo pasó a publicarse en más de 100 países en más de 30 idiomas diferentes. Ella es la responsable de convertir nuestra publicación en un fenómeno mundial.

El legado


Helen fallecía en 2012 pero su legado sigue más vivo que nunca. Por un lado, mujeres y hombres que continuarán con su incansable trabajo. Por otro, la fundación pocos meses antes de morir del Brown Institute for Media Innovation (Instituto Brown para la innovación en los medios de comunicación) que ayuda a aplicar las nuevas tecnologías al periodismo escrito y otros medios audiovisuales. El instituto cuenta entre los miembros de su junta a personalidades como William Campbell, alma máter de la Universidad de Columbia, o el cineasta Steven Spielberg. 


Helen Gurley Brown fue una mujer que no solo ayudó a definir la prensa del pasado siglo y el presente, sino que también acabó dando forma a una sociedad más igualitaria en la que las mujeres no tienen que pedir permiso para alcanzar sus metas.

Mientras celebramos los 30 años de Cosmopolitan en España, su legado sigue tan vigente como siempre.

Imágenes Vía





 







Manuel Varela
Redactor web


¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias






¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones