Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.
COSMO
Buscar en cosmopolitantv.es

Life Style

Cosas que NO tienes que hacer cuando quieras educar a tu perro

Esto es lo que no debes hacer si quieres educar bien a tu perro

¿Alguna vez te has preguntado cómo educar a tu perro? No es algo sencillo, y en muchas ocasiones requiere la ayuda de un profesional canino. Por ello, si te has decantado por educarle por tu cuenta, te enseñamos las cosas que NO debes hacer:

Cosas que NO debes hacer para educar a tu perro



1. Manipularle físicamente, manosear su cuerpo hacia una postura concreta.

 
Por ejemplo, si quieres que se siente, le das un empujoncito hacia abajo.
No hay casi nadie hoy día que enseñe de esa forma, pero si un montón de gente que le intenta “ayudar”, pero resulta que manosear el cuerpo de un perro hacia la postura que sea no le está enseñando a lograrlo por sus propios medios, solo genera incomodidad. Debes enseñarle a adorar tus manos, y no a evitarlas.
 

2. Subir el criterio del ejercicio demasiado pronto.


Ellos primero aprenden a través de tus gestos (es más fácil) luego las palabras, siendo que al principio la ratio de premios es muy alta (1 comportamiento 1 premio), si vas muy deprisa y no respetas sus tiempos a la hora de variar esa ratio o quitar el gesto, caminas hacia el fracaso. ¿Quién ha fallado el perro o el entrenador? obvio.
 

3. Disgustarte y corregirle nada más empezar algo nuevo para él.


Cuando yo digo eso unos se creen que me refiero a gente gritando y dando patadas, nada más alejado de la realidad, el enfado es un estado de ánimo de frustración que se trasmite, aunque estés callado, ya que los perros tienen una habilidad natural para descifrarnos (además de un olfato privilegiado que huelen tus hormonas).

Cuando el perro empieza una tarea nueva, tiene que acertar SI o SI, ejemplo: en clase me gusta mucho plantearles diferentes retos (esto puede ser con un puzzle, subiéndose a alguna plataforma, entrar en un túnel, etc.).


Quizás el primer día el perro no se meta en ese túnel, pero eso es lo que menos me preocupa, lo que interesa es la proactividad, es que se acerque e intente hacer algo dentro de sus posibilidades. Ya está. La siguiente clase la cosa cambia, porque el perro poco a poco aprende y coge confianza, pero si el dueño le presiona a hacer algo para lo que no está preparado, ese perro se hunde y lo pasa mal, no se ve capaz y esto alimenta su inseguridad.

 Pónselo fácil, esa es la mejor manera de mantenerle motivado para jugar contigo.

Video recomendable: 








Sumara Marletta
Sumara Marletta es una reconocida etóloga experta en psicología canina y autora de “La niña que sabía de perros”, “Miriam educa a su cachorro” y “Dentro de tu corazón”.


¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias






¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
Ahora no ¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones