Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puedes aquí consultar nuestra Política de Cookies y, si quieres, cambiar tus preferencias.

5 ejercicios para mantener una mente saludable

Mens sana

20/12/2018


Ahora que acabamos de empezar el año, aún podemos seguir teniendo en mente los propósitos que nos pusimos en enero. Sin embargo, si los vemos como propósitos es que hasta este momento no nos hemos encontrado con las fuerzas como para realizarlos, lo que puede ser debido a un montón de factores, siendo uno de los más extendidos lo que se define como fragilidad mental.

No se trata solo del desgaste que llega con los años, sino del debilitamiento que sufren las funciones que nuestro cerebro nos dicta, cada vez menos centradas a ayudarnos a mejorar en la vida. Dicho de otra manera: nos dejamos. Dejamos nuestras metas y dejamos nuestros sueños en parte porque nuestra mente se cansa de luchar por conseguirlos.

Es por tanto necesario ejercitar nuestra mente de la misma manera en la que ejercitamos nuestro cuerpo.


Ella es la guía, la capitana de este barco, y si no la cuidamos como merece nuestro rumbo va a quedar a la deriva muy lejos de los puertos que nos pusimos como fin.

Veamos algunos ejercicios sencillos que todos podemos hacer en cualquier momento para ayudar a nuestra mente a seguir fuerte y joven.

Resúmenes diarios. La memoria es una de las grandes afectadas con el paso de los años, algo que podemos comprobar en nuestros mayores. Para ejercitar nuestra memoria existe un sencillo ejercicio que podemos hacer en la comodidad de nuestra cama: al acostarnos deberemos hacer un repaso del día punto por punto. Recordar brevemente cada acción importante que hicimos tras despertarnos y ordenarlas cronológicamente hasta el momento presente, justo antes de dormir. La idea no es solo recordar estos pasos, sino el orden correcto en el que los tomamos. De un modo natural, despertaremos capacidades de nuestra memoria que hasta este momento creíamos extinguidas.



Imagen Vía


El hábito de la lectura. Este consejo estaba cantado. Pocas actividades que estimulen más el cerebro que una buena sesión de lectura. Esta práctica ayuda a nuestra capacidad de concentración, promueve la empatía, favorece las conexiones entre neuronas y es un ejercicio perfecto para evitar la pérdida de las funciones cognitivas asociadas a la edad. 

Dibuja mapas mentales. Este es otro ejercicio recomendado para los momentos previos a meternos en la cama, especialmente si no podemos dormir por cualquier problema. La idea es pensar en un espacio real concreto (el edificio donde trabajas, la casa en la que vivías en tu infancia, tu centro de estudios...) y lo recorras mentalmente. Imagina que llegas a el con una libreta y un lápiz en la mano con la intención de reflejar en un mapa este espacio. Esto ayudará a la llamada inteligencia espacial, que es la que nos ayuda a sentirnos orientados en todo momento y mejorará del mismo modo nuestra memoria y capacidades cerebrales.

Prueba con la otra mano. Todos tenemos una mano dominante, ya seamos diestros o zurdos. La idea de este ejercicio es utilizar la mano contraria para alguna que otra acción durante el día. Nada excesivamente difícil: coger los cubiertos, cepillarnos los dientes, manejar nuestro teléfono... Con esto ayudaremos a fortalecer el lado opuesto del cerebro, el que hemos dejado más descuidado, pues ha quedado demostrado que el tacto, en este caso de la mano, está conectado con nuestra corteza cerebral.

In corpore sano. El último consejo es bastante lógico. Nuestra mente, pese a ser una figura abstracta, está regida por nuestro cuerpo. Y si nuestro cuerpo se encuentra en malas condiciones no podremos sacarle mucha punta a nuestro cerebro. La salud mental está indivisiblemente conectada a la corporal, y conseguiremos reforzarla con hábitos saludables como hacer ejercicio, dormir entre 7 y 8 horas o ceñirnos a una dieta saludable, siendo aquí imprescindibles la fruta y verdura, el té verde o cualquier bebida antioxidante o el ácido graso Omega 3, que podemos encontrar en alimentos como el salmón, el hígado, frutos secos, brócoli o espinacas.

Nuestro cuerpo es un vehículo. Y aunque lo mantengamos limpio y pulido por fuera necesita de un conductor en perfecto estado para darlo todo. Mens sana.


Imagen de portada Vía

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 

Noticias relacionadas

Más noticias


¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones