Usamos cookies propias de COSMOPOLITAN IBERIA S.L. y de terceros para conservar sus preferencias, finalidades analíticas y de publicidad comportamental para la elaboración de perfiles basado en sus datos de navegación.

Ideas originales para tu plancha de pelo

Unos video-consejos de Carmen Velarde

24/02/2021
plancha_pelo




La plancha para el pelo se ha convertido en un elemento imprescindible en nuestro baño. Antes de su invención en 1912, por parte de Lady Jennifer Bell Schoifield, toda usuaria que deseara un cambio en su estilo capilar tenía que pasar sí o sí por un salón de belleza. 

Un invento ideado para alisar nuestro cabello o formar ondas. Por supuesto, de la necesidad nace la invención, y a lo largo de estos más de 100 años han sido las usuarias las que le han encontrado otros útiles e imaginativos usos que van más allá del cambio de peinado.

Una de estas usuarias en nuestra amiga y colaboradora Carmen Velarde, que nos ha preparado un COSMOCLIP en forma de vídeo con varios consejos para usar nuestras planchas del pelo en otras tesituras. Y aunque estos usos no son los que Lady Jennifer tenía en mente cuando inventó su artilugio, comprobaremos que son extremadamente útiles.




Un alisador que riza el pelo


Aunque la idea inicial de la plancha es la de alisar nuestro pelo, gracias a su calor aplicado podemos conseguir el efecto contrario. Para conseguir rizos pequeños y marcados usaremos un lápiz de madera para enrollar pequeños mechones y aplicar el calor sobre ellos.


Desecha la idea de usar bolígrafos de plástico pues podría fundirse al usar la plancha causando una catástrofe.


Sellar bolsas de comida


No siempre tendremos a mano en nuestra cocina bolsas zip con la que sellar al vacío comida que reservamos para otro momento. Con una plancha de pelo a mano, cualquier bolsa es una bolsa zip. Deberemos cubrir momentáneamente la apertura de la bolsa, la parte que vamos a sellar, con papel de aluminio para que el calor aplicado no derrita el plástico y quede pegado a la plancha. Una vez cubierta hacemos un par de pasadas con la plancha caliente y retiramos el papel de aluminio, quedándonos una bolsa herméticamente cerrada.


Imagen Vía


Planchar mascarillas y mucho más


Nos guste o no, la mascarilla ha pasado el complemento de moda más utilizado en la actualidad. Por supuesto, como cualquier otro complemento, ha de pasar por la lavadora con asiduidad. El problema con las mascarillas de tela es que en muchas ocasiones tras ese lavado pierde su forma, por lo que es una gran idea alisarlas con nuestra plancha caliente para que recupere todo su esplendor. Por supuesto, este truco también sirve con otras prendas pequeñas como gorros o pañuelos o incluso con una manga rebelde de una camisa.


Guardar la plancha con seguridad


Tocar la superficie caliente de una plancha para el pelo provocándonos una quemadura es algo que toda persona que la utilice ha tenido que sufrir alguna vez sin importar el cuidado que tengamos, incluso una vez desconectada. Dejar que nuestra plancha se enfríe en una superficie cercana es la receta para el desastre. Una de las mejores opciones que tenemos para almacenarlas son los guantes de cocina, ideados expresamente para protegernos de las quemaduras caseras. Cuelga uno de estos guantes en tu cuarto de baño para depositarla ahí tras su uso, obviamente una vez la hayamos desenchufado. Para una mayor seguridad, comprueba que ese guante esté fabricado con materiales textiles, que aguantan temperaturas de hasta 300º, o con zenex, que resiste más de 2000º. No utilices guantes fabricados en plástico.


Imagen Vía

Usa tu plancha con cabeza


Aplicar calor sobre nuestro cabello es la manera más fácil y rápida de alisarlo, pero tendremos que tener siempre en cuenta que un uso excesivo de estas planchas puede resultar en el efecto contrario: estropearlo.

No es aconsejable pasarnos de los 200º, pues un simple descuido o unos segundos de más podría ocasionar daños irreparables a nuestro cabello. Y en caso de que luzcamos un pelo teñido, la temperatura no debería exceder los 150º.

De la misma manera, no se recomienda usarla todos los días, pues correríamos el riesgo de debilitar nuestro cabello provocando quemaduras o rupturas. Deja pasar 48 horas entre cada uno para ayudar a la salud de tu pelo.

Solo aplicaremos el calor de la plancha en un pelo limpio y seco. Si lo hacemos con el pelo húmedo nos arriesgamos a romperlo. Además, si usamos el utensilio con asiduidad, es más que recomendable hidratarlo con mascarillas o aceites de coco o almendras. También existen productos que actual como protectores térmicos y que aplicaremos antes de empezar a secarnos el pelo. 

La limpieza de la plancha es necesaria para no manchar tu cabello por lo que es aconsejable pasar un trapo húmedo antes de usarla, estando desenchufada.

Estos son algunos consejos para sacarle el mayor partido posible a tu plancha para el pelo. Puedes ver otros consejos de Carmen Velarde en nuestro canal de YouTube.













 

Manuel Varela
Redactor web


Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 

Noticias relacionadas

Más noticias


únete al universo cosmo
¿Quieres recibir actualizaciones de NOTICIAS en tu dispositivo?
¡Vale, suscríbeme!
Tu dispositivo no puede recibir notificaciones, puede ser porque este sitio esté bloqueado.
¿Cómo desbloqueo?

Si ya está desbloqueado y sigue sin funcionar, entonces es porque tu navegador no es compatible para recibir este tipo de notificaciones