Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso

Qué se cuece en Cosmo TV



sergio, de Andorra Comentó una serie
Hola mi familia y yo somos unos fans de anatomia de grey,por favor que estamos impacientes de que empiece otra vez anatomia de grey por favooooorrrrrrr.es un serie tremenda.Y el canal cosmopolitan tambien es tremendo.Gracias  Hace 3 años
Beatriz, de Comentó una serie
Que pena que ya se haya acabado la 5ª temporada... Espero que la 6ª temporada se emita pronto! ¡Estoy impaciente! Cosmopolitan es mi canal favorito de series! :)  Hace 3 años
lisbeth , de calle/ronda de las cuestas #46 2A Comentó una serie
que mal que no vais a poner aun la 6ta temporada :( y os digo cosmopolitan mi canal favorito de todo el plus :)  Hace 3 años
Cosmopolitan TV de
Pilar, por el momento no tenemos programada la emisión de las temporadas que comentas. Cuando las vayamos a emitir os avisaremos. Muchas gracias por tu comentario. :-)  Hace 3 años
pilar, de alicante Comentó una serie
Vais a emitir próximamente las temporadas 6, 7 y 8?  Hace 3 años
COSMO de MADRID
COSMO, de MADRID Comentó una serie
Este viernes no os perdáis el cameo de Alicia Silverstone en Suburgatory (Fuera de lugar). ;-) Os animamos a que os hagáis fan de la página de Facebook de Suburgatory: https://www.facebook.com/suburgatoryencosmo  Hace 3 años
COSMO de MADRID
COSMO, de MADRID Comentó una serie
A partir del 11 de junio, emitimos a partir de las 17:50 h., la 4T y 5T de Army Wives. ¡A disfrutarla! ;-)  Hace 3 años
Últimas participaciones en

Promociones

RAQUEL, de MOSTOLES:
Magda necesitaba desconectar. Le pidió las llaves de la cabaña en la montaña que tenía su amiga Elena. Ésta le dijo que aquella casa parecía un pequeño iglú, por el frío que se pasaba, pero a Magda no le importaba. " Ya encenderé la chimenea", le dijo, y se marchó con su coche. Al llegar al lugar, Magda pensó que tampoco estaba tan mal y se dispuso a encender el fuego. Una vez que empezó a calentarse la casa, se preparó un whisky solo con hielo y tapada con una manta, mirando las llamas, se dispuso a pensar sobre su vida. En esos momentos llamaron a la puerta. Magda se sobresaltó pero aún así se dirigió para ver quién estaba llamando. Al abrir vió a un hombre, de unos 40 años, el pelo un poco largo y despeinado por el fortísimo viento que se había levantado en un momento. Se le había estropeado el coche y estaba buscando un lugar con teléfono, ya que su móvil no tenía cobertura. Magda le dejó pasar y al quitarse el abrigo se dió cuenta que era un hombre muy atractivo, alto, corpulento, unas manos grandes y fuertes. Se llamaba Andrés y después de llamar a la grúa comenzaron a entablar una conversación. Cada minuto que pasaba a Magda le iba gustando más y más este hombre, y parece que él también se dió cuenta, porque en un momento dado y enfrente de la chimenea, le robó un beso que hizo que Magda se sintiera viva de nuevo. De ahí pasó a recorrer su cuello y a desnudarla lentamente, mientras le acariciaba con esas manos fuertes que en ese momento eran las más suaves y delicadas del mundo. La hizo sentir tan llena que fue la primera vez que no sintió complejo por nada, se dejó llevar tanto, tanto que al final cayó rendida. A la mañana siguiente Magda despertó y Andrés seguía a su lado, también despierto y mirándola sin parar. " Buenos días mi amor, veo que te encantó lo de ayer" " No tanto como a ti", respondió Magda, "veo que después de 10 años de casados sabes sorprenderme con cosas nuevas cada día".

Hace 7 horas
Publicado el
26/03/2015 a las 13:25:07
Participante de la promoción: Escribe tu relato erótico ‘más helador’ y ¡gana este pack sensual sensual!


Adrián, de Algeciras:
Estábamos atrapados en la cabaña más fría de toda la sierra, maldito momento en el que me perdí y tuvo que venir el guardia a buscarme. Ahora mismo, estamos Raúl- el guardia, y yo en esta cabaña debido a la tormenta. - Acomódese señorita Villanueva, la noche será muy larga. Raúl es un treintañero de pelo moreno y ojos grandes, tiene una perfecta barba de tres días y su uniforme es azul marino. - ¿Podríamos encender la chimenea? La verdad que hace muchísimo frío en esta cabaña - Se acerca a la chimenea de inmediato y la enciende rápidamente. Enseguida el fuego proporciona una agradable y cálida sensación al ambiente, pero aun así seguimos pegados pues no hay calor más inmediato que el del cuerpo humano. - A esta cabaña la llamamos "El iglú". – Añade Raúl. Se encuentra en una de las zonas más altas de la sierra y el frío entra como hormigas por un hormiguero. - Genial... ahora mismo me siento como Pingu. Él ríe y su sonrisa me impacta, es odiosamente perfecto. Llevo más de dos años sin tener relaciones sexuales y mis fantasías me invaden la mente cada dos por tres. - Señorita Villanueva, ¿es la primera vez que viene a esta sierra? - Raúl, llámame María. Sí, es la primera vez que vengo, odio la sierra y mis amigos me convencieron para venir. - Normal que te pierdas, María. - Dice con tono burlón. Podrías quitarte la ropa mojada y ponerte las mantas que hay en el armario. Para quitarte ese tiritar y apreciar más tus curvas. Me deja sin palabras, esa última frase hace que me encienda tanto o más que las brasas que están en la chimenea. Me sonrojo y lo único que pienso es en tener sexo salvaje con él ahora mismo. ¿Por qué no hacerlo? A la mierda, siempre he sido una chica decidida. Empiezo a desnudarme mientras él está sentado en el sofá, empiezo quitándome el jersey de punto rosa que deja al descubierto una camiseta térmica negra que resalta mis senos. Noto en su mirada como me está desnudando a la vez que yo lo hago. Tardo menos en quitarme las botas embarradas que el vaquero ajustado. Y finalmente aquí estoy, desnuda en frente de Rául, el guardia con el que solo he cruzado dos palabras contadas pero que me pone como si fuese mi amor platónico. Él se acerca a mí y me besa bruscamente algo que me sobresalta y me hace gemir de placer. Noto su lengua en mi garganta, estoy húmeda, me tira del pelo y me excita más. Me pone contra la pared y me desabrocha el sujetador mientras me susurra todo lo que vamos a hacer a continuación. Me acaricia los pechos, tirándome de los pezones. Me doy la vuelta y le quito el uniforme. Le dejo sólo con los calzoncillos y los pantalones por los tobillos, noto su pene y juego con él, lo acaricio y le masturbo como una experta en el porno. Él gime y está indefenso. Le miro a los ojos y me agacho lentamente hasta metérmelo en la boca. - ¡Joder, María! Acaríciala con la lengua. Le meto un pequeño mordisco y él me responde con un suave gruñido. - Aquí mando yo, Rául. - Le dejo desnudo al completo, lo empujo hacia el sofá y me subo a horcajadas sobre él. Se le marca perfectamente la tableta y la toco como si fuese la última del universo. Él me lanza una sonrisa picarona y me penetra inesperadamente, gimo, y me arqueo por el placer. Lo necesito, lo tengo, está dentro de mí. No hace ninguna pausa, marca un ritmo acelerado y yo no puedo más, al instante me siento en el cielo, en ese mundo donde huele a flores y no siento dolor, solo placer. Me intenta apartar rápidamente para terminar fuera pero le sujeto, me mira estupefacto y bajo para dejar que termine en mi boca, lo saboreo y me gusta. Lo tengo ahora mismo en mi boca, levanto la mirada y me lo trago como si fuese un exquisito vino.

Hace 2 días
Publicado el
24/03/2015 a las 22:13:38
Participante de la promoción: Escribe tu relato erótico ‘más helador’ y ¡gana este pack sensual sensual!