Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Katie y Tom, el culebrón del verano

Es el culebrón del verano al otro lado del charco. El proceso de divorcio puesto en marcha por Katie Holmes, inesperado hasta para su marido, Tom Cruise, aparece día sí y día también en las crónicas rosas de medio mundo.

La protagonista de Los Kennedy, miniserie que acertadamente adquirió Cosmopolitan para su primer pase en exclusiva en las pantallas españolas, nada tiene que ver con la mujer a la que da vida, Jackie Kennedy, la abnegada esposa de John F. Kennedy. Ni siquiera ha hecho falta que hubiera unos cuernos de por medio para que la guapa actriz pusiera fin a una de las parejas ‘más estables’ del star system, esos mismos que aguantó impertérrita la que fuera primera dama.

Como con todas sus relaciones anteriores, Cruise ha perdido al amor de su vida por culpa de la Cienciología, una doctrina espiritual repleta de claros oscuros que ha colmado la paciencia de su todavía esposa.