La Web de Cosmopolitan Televisión puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Cosmopolitan Televisión, recopilarán información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestación de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.
 

Life Style

COSMOJurado: Cómo celebrar San Valentín

Nuestras chicas nos cuentan cómo pasan ellas este día especial

COSMOJurado: Cómo celebrar San Valentín
Nos encontramos en plena cuenta atrás para San Valentín, el día en el que todos los enamorados celebran su amor por todo lo alto. Por ello, esta semana nuestras chicas del COSMOJurado han querido compartir con nosotros cómo pasan ellas este día y qué regalos son los más importantes. ¿Alguna sugerencia?



carmen-velarde-la-bruja-con-tacón-de-aguja


Puede que suene a argumento trillado, pero mi chico y yo no somos muy de celebrar San Valentín, ni aniversarios, ni ningún tipo de fecha señalada similar. No nos gusta esa obligatoriedad de demostrar el cariño con un regalo, impuesta por los grandes almacenes, o de tener que disfrutar sí o sí de una cena romántica precisamente la noche en la que más cuesta conseguir una reserva para dos en cualquier restaurante de la ciudad.

Para nosotros el plan perfecto es ponernos cómodos en casa, abrir una botella de vino y acurrucarnos en el sofá para ver una buena película.

Y si nos apetece una cena un poco más especial, preferimos cocinar en casa alguno de nuestros platos favoritos y disfrutarlos acompañados de una lista de Spotify de canciones románticas.

Y no es que no nos hagamos regalos de San Valentín: lo que ocurre es que nos los hacemos de forma espontánea a lo largo del año, sin tener que estar pendientes de si el calendario marca o no una fecha determinada. Uno de los regalos que sé que más ilusión le hizo a mi chico fue posiblemente el de menor valor material de todos los que le he hecho: al principio de nuestra relación vivíamos en ciudades distintas y nos escribíamos mucho, incluso varios emails al día, así que me dediqué a imprimir y ordenar todos esos correos para crear un pequeño libro con nuestra historia. Imprimí sus correos en páginas azules y los míos en páginas rosas —soy un poco cursi, lo sé—, los ordené todos, los encuaderné y decoré la portada con la primera foto que nos hicimos juntos. Ahora solo tenemos que hojear ese librito siempre que queremos rememorar nuestros comienzos, y cada vez que lo hacemos nos reímos mucho recordando las anécdotas de aquellos meses.


san-valentin-carmen-velarde




jessica-villar-elegance-hunter



¡Dios, qué drama! Este es mi primer San Valentín con mi pareja. ¿Podéis sentir la presión que se va acercando o soy solo yo? La verdad es que entre unas cosas y otras he tenido poquito tiempo para pensar en esta fecha tan especial para algunos y creo que lo que más me apetece es pasar la tarde con mi chico viendo una película en nuestro nuevo sofá, comiendo pizza o algo que hayamos pedido y usando una de las cajas de la mudanza como mesa. Claro que sí, en alguna película romanticona ha tenido que salir eso, pues nosotros igual.


Quiero quererle de todas las formas que sé. #ElNovioDeLaElegance

Una foto publicada por Jessica (@elegancehunter) el


Intento pensar en algún San Valentín más especial que el que se acerca ahora y la verdad es que no puedo recordar ninguno que haya sido memorable por algo en concreto. Posiblemente el mejor fuera el de 2015 y solo porque hice una foto muy guay que decía “Bacon is my Valentine” porque si no… Creo que lo importante, al margen de que sea San Valentín y de que tengas pareja o no, es pasar tiempo con las personas a las que quieres. Si es 14 de febrero, bien, y si no, pues también.







azucena-moda-blogger


Si pienso en San Valentín no pienso en el presente, ya que la “fiesta del amor” se ha convertido en algo tan comercial que casi me espanta. Tal cual. No celebro San Valentín de una forma convencional, y no le veo mucho sentido a lo que es ahora. Pero sí que hago algo especial, inspirada, como otras muchas veces, en las costumbres japonesas.

Para eso tenemos que hablar del concepto “Giri”, una palabra japonesa que se puede traducir en “obligación social”, pero no en un sentido negativo, sino en el sentido de preocuparte por los que te han dado algo en la vida, algo así como ser agradecidos. Si devuelves un favor mantienes la armonía. En San Valentín en Japón hay un ejemplo de “Giri” en el que las mujeres regalan chocolate a los chicos. A todos los que les son cercanos, jefe, compañeros de trabajo o amigos. Los chicos esperan con ganas ese día, las chicas también. 

Y por supuesto que esto tiene contrapartida, no os creáis que ellas se quedan sin su sorpresa. El día que les toca recibir un detallito a las chicas es el 14 de marzo, este día se llama Día en Blanco, y es entonces cuando los chicos devuelven la cortesía a las chicas, y son los hombres lo que regalan algo a cada mujer que le obsequió con chocolate. Un pequeño detalle, sin importancia, más simbólico que otra cosa.

A mí me parece un concepto precioso, mucho más amplio en el sentido del término y más práctico, porque lo importante en todo esto no es el regalo en sí, sino la intención en ambos casos. ¿Alguien se apunta el Giri Choco?


guiri-choco-japon

 




encarni-ortiz-estilo-a-pie-de-calle



Ay... San Valentín. No le veo mucha importancia a esta fecha y no solo porque en mi caso debería celebrar San Solterín, sino porque lo veo solo como una excusa para vender un poco más. Y no creo que sea así. Estoy segura de que, si lo celebrara, me haría mucha más ilusión un regalo especial, hecho a mano o de poco valor material, que todos esos brillantes con los que adornan los escaparates cada 14 de febrero.

Cuando pienso en el Día de los Enamorados me vienen a la mente los años de instituto, cuando los alumnos mayores vendían flores y piruletas y las repartían por las clases para costearse el viaje de fin de curso y a todos nos parecía genial (cuando acabé teniendo que hacerlo yo se me cayó el mito, sí que es verdad). Siempre esperábamos con ilusión esa mañana para ver cuánta gente nos enviaba piruletas a cada uno y compartir impresiones. Pasábamos un día de lo más dulce. 


colgante-corazon-encarni-ortiz


De todos modos, si tuviera que elegir un San Valentín, me quedo con uno de hace ya tiempo en el que me regalaron un colgante muy bonito que era la mitad de un corazón (de esos que la otra mitad se la queda la otra persona) y que, aunque sí que fuera un regalo material, siempre me hace recordar a la persona que me lo regaló. Éramos pequeños y no sabéis la ilusión que nos hacía que pareciera que hacíamos cosas de mayores. Y es que eso significan para mí fechas señaladas como esta: ilusión. De compartir, de pasarlas con la gente que quieres y de regalar felicidad, cosa que no puede comprar el dinero. ¡Feliz San Valentín! :)



Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 
Más noticias


PUBLICIDAD