Nuestro sitio web utiliza cookies [propias y de terceros] para facilitar sus ulteriores visitas al sitio web y para computar el número de usuarios que acceden a él. Si continúa navegando, acepta el uso de cookies. [Política de cookies]
 

Actualidad

Cómo ser una mujer emprendedora y no morir en el intento

Cómo ser una mujer emprendedora y no morir en el intento
Emprender, está de moda. Entiéndase por moda como una tendencia exitosa que congrega a muchas personas, no como una frivolidad.
Emprender no es tarea fácil, exige dedicación y sacrificio, y si todo sale bien, la cosa desembocará en un suculento –en el mejor de los casos- beneficio, tanto económico como personal.
A continuación te explicamos 5 pasos que toda mujer emprendedora debe seguir antes de decidirse a emprender cualquier negocio:

1. Busca a alguien a quien admirar. Todos necesitamos admirar a alguien, tener a una o varias personas como referencia. Puede ser desde un anónimo como tu madre hasta un famoso como Steve Jobs, en cuanto a admiración no hay normas.
Tener inspiración es vital, y para ello te recomendados el IV Congreso de Mentes Brillantes que se celebrarán los días 7,8 y 9 de noviembre en Madrid, donde podrás disfrutar de las ponencias de 21 mentes brillantes en educación, creatividad, filosofía, ciencia, tecnología y mucho más.

2. Investiga sobre el sector. El tener una buena idea, por desgracia, no es suficiente para emprender. Debes investigar acerca del sector en el que se desarrollaría tu idea vara ver si ésta podría encajar y hacerse hueco. Consulta datos reales y habla con expertos del sector. Para llevar a cabo este paso puedes buscar ayuda en Womenalia, la primera red social profesional de mujeres emprendedoras.

3. Redacta un business plan. El business plan o plan de negocio es un documento que se redacta antes de empezar cualquier negocio. Consiste en definir el modelo de negocio, la estrategia y su viabilidad económica en un documento de no más de 15-20 hojas. El business plan debe de renovarse y actualizarse continuamente en función de los cambios implantados

4. Pide consejo a los tuyos. A veces subestimamos a las personas que tenemos a nuestro alrededor y son precisamente las personas que más nos pueden ayudar. No dudes en pedir consejo a tu entorno más cercano, que te den su opinión. Eso si, promételes que luego no habrá represalias.

5. Busca inversión. Esta es la parte peliaguda. Conseguir inversión es de las cosas más complicadas, y muchas veces esta complejidad se debe a que no sabemos buscar bien. Una vez que hemos realizado todos los pasos anteriores correctamente, buscar financiación resultará mucho más fácil de lo que nos parecía en un primer momento. Puedes acudir a conocidos o a profesionales, como los business angels, que son personas con predisposición a invertir en una start-up, generalmente a cambio de una participación.

¡A POR TODAS!

Comentarios

¡Anímate!, aquí se publicarán los comentarios sobre este contenido... sé el/la primer@ en participar!!
 


PUBLICIDAD