¡¡Primer día de guarde!!

Primer día de guarde y yo con el corazón en un puño.

Niño

No hay tu tía. Yo estoy de viaje de trabajo cinco días fuera de Madrid y su padre trabaja. Esta es la opción.

Un nene que ha vivido sin horarios, que ha estado comiendo a las dos y media, que ha dormido lo que ha querido, se va a meter de golpe y porrazo en un lugar donde lo van a llevar como una vela, LE VAN A DAR DE COMER A LAS ONCE (vale, yo sé que lo mío no es normal, pero comer a las once tampoco, no me fastidies), y le van a decir que duerma cuando ellos quieran, no cuando a él le apetezca. Aaaaaaaaaaay.

Niño

Como en los viejos tiempos

Salgo de viaje de trabajo mañana. Son cinco días de curro. Y tengo toda una maleta… ¡solo para mí!

Niño

Pues aún no me ha bastado. Me he puesto el chip de tía soltera y sin hijos, la Amaya de hace año y siete meses, y me he lanzado a los “porsiacasos” como una loca.

Una maleta solo para mí… MmMMmMmMmm, me relamo como si me pusieran delante una montaña de alfajores de dulce de leche, por decir algo.

Ti

¡Nueva palabra! Ya lleva como una semana diciendo “no”. ¡Pues hoy ha dicho “tí”! Así que son… “papá”, “mamá”, “aba” (agua), “pá” (pan), “má” (más), ahí, “no” y “ti” (sí). Oye, y con eso se hace entender que no veas.

Por cierto que he empezado a hablarle en inglés (a ver cuánto me dura) y El Cachorro quiere más a su papá que a su mamá. Será porque a él le comprende.

Niño

¿O será… porque cuando nació estuvo separado de mí nada menos que cinco horas? ¿Y con quien estuvo fue con su padre? La duda me corroe. Es tremendo lo empadrado que está. ¡Quiero mi “piel con piel” de vuelta!

Siesta de pega

Pero… ¡este niño es como un perrillo faldero! ¡No se despega de mí ni a tiros! ¿Para eso nos mudamos de un mini piso a otro tres veces más grande? ¡Anda ya!

Niño

Y el colmo es que cuando tiene sueñito… Se me pega, se me sube… y ¡¡me mete mano!! Es cogerle aúpa y enseguida cuela la manita por el escote, o por debajo de la camiseta. Me lo expliquen, por favor.

Niño

Total, que pillando la directa y voy y lo meto en su cuna con la persiana cerrada. Lo dejo ahí confiando en que se echará una soberana siesta. Y resulta que lo que ocurre es que me pego la media hora siguiente escuchándole canturrear.

Niño

Creo que se canta a sí mismo para que le entre el sueñico. Después del repertorio de nananaaaaa, se hace el silencio…

(El Cachorro en general canturrea sin parar. Por favor, qué gracia me hace).

Multiusos

Hoy la tata del nene le ha regalado un orinal.

Niño

De momento, aunque le hemos pedido que se siente “a ver qué tal te queda” (anda, que ya nos vale), a él su uso le plantea ciertas dudas. Y no se puede negar que es un tipo con ideas.

Niño

Hijos guapos o madres ciegas

Siempre me he preguntado si las madres de niños feos saben que sus niños son feos. Yo siempre he dicho que sería capaz de verlo.

Niño

Pero…

He estado repasando fotos del nene de cuando era más bebé. Y confieso que he descubierto que lo veía más guapo de lo que era.

Niño

Porque mi nene no era feo, PERO PARA NADA, pero tampoco era como yo lo veía, no. Para empezar, pensaba que el tamaño de su cabeza era el normal en un bebé. Y hacía oídos sordos a lo que me decía el Señor de las Bestias, que si cabezón y tal. Pero, vaya, los nenes siempre andan un poco descompensados, ¿no? ¡Que se lo pregunten a los japoneses! “Pero tu hijo no es japonés”, me rebatía su padre. Bueno, pues no me parecía para tanto. Y viendo las fotos, lo era. Ahora, con el tiempo la cosa se ha ido compensando. Y El Cachorro cada vez es más guapo. ;-)

Niño

Pero el caso es que como con uno o dos meses… tenía peinado de vejete. De calvo, vaya, con la franja de pelo esa de los abuelos que va de sien a sien.

Niño

(Jaaajaja. Ay, parece mini Torrente).

De hecho en aquella época (ciega no estaba), reconocía que a mi hijo le sentaban fenomenal los gorritos, las capuchas…

Niño

Niño

Niño

Por cierto que también me preguntaba si el pelo de un hombre cuando es bebé determina cómo lo tendrá cuando envejezca… ¿Alguien me puede aclarar esta cuestión? ¿Son idas de olla mía o tienen algún fundamento?

Niño

El caso es que en realidad mi nene jamás ha sido feo, pero claro, en general hay que reconocer que tener pelo siempre ha favorecido bastante.

Niño

Fiebrón

Esta noche el nene ha pedido agua y cuando lo he tocado me he escaldado el dedo. 39,2º marcaba el termómetro. Era un niño incandescente, como el bebé de “Los Increíbles”. Casi derrite la cuna.

Yo no creo que esté enfermo. Yo lo que creo es que está saturao y machacao con la canción de la Brujita Tapita. Porque… ¿sabíais que la Brujita Tapita vivía en un tapón, que no tenía puertas ni ventana ni balcón? Oírla un número n de veces al día tiene que pasar factura. Yo este mensaje lo tengo grabado a fuego.

Pero, bueno, eso, que para fuego el que tiene mi niño en la frente. ¿Cómo puede ser que se cojan esos fiebrones y no estallen?

Niño

No

Ayer, a “mamá”, “papá” y “abua”, añadió otra palabra a su vocabulario: “no”. Me pareció que fue una especie de espejismo auditivo. Pero hoy a una pregunta a dicho un “no” rotundo que me he deshuevao. Claro, luego la ha repetido que no veas al ver la gracia que me ha hecho. Cómo son los críos de monos, que solo quieren hacer reír a sus padres…

Niño

Por cierto que lo que me extraña es lo que ha tardado en decirlo, con la de veces que lo oye.

Limpieza y pimpollez

Que se manche la mano con puré, con arena… y que te la enseñe para que se la limpies. ¡¡Me lo comooooooo!!

Niño

Claro que tiento a la suerte con eso de “qué limpio que es mi niño” y voy y le compro unas zapatillas de loneta blancas. Una auténtica temeridad, lo sé. Pero siempre me he caracterizado por ser una tipa aventurera y arriesgada.

Pues bien, un breve paseo alrededor de la manzana de casa y…

Niño

Pero son gajes de ir por la vida guapérrimo. La semana pasada sin ir más lejos escuché en la piscina que una vecina le decía a otra, en referencia a mi hijo: “Qué bien vestido va este crío siempre”. Y yo me empecé a inflar, inflar, inflar…

Y lo que es tremendo es lo mío. Fue escuchar eso para que hoy, que lo he puesto hecho un pincel, me “dejara caer” por la piscina, donde sabía que estaba la vecina de buen gusto, para volver a oír lo mismo. Y lo he oído, ¡vaya si lo he oído!

Niño

La ocasión lo merecía. Íbamos a comprar su silla para la bici.

Niño

Peluquería alternativa

Mi madre siempre contaba que cuando ella era pequeña tenía un perro que era un bendito y que se dejaba vestir de muñeca sin decir ni guau. A mí nunca me han gustado las muñecas pero sí jugar. Y como ahora no tengo perro, hago experimentos con mi hijo.

¿Y si le paso el aspirador por la cabeza?

Niño

¡Anda! ¡Consigo una moderna cresta!

Niño

Claro que si a él no le gusta no tiene más que DEJAR DE PONERSE EN MEDIO COMO EL MIÉRCOLES CUANDO UNA ESTÁ HACIENDO COSAS COMO LIMPIAR LA SILLA DEL COCHE y también, ya que estamos, ATENERSE A LAS CONSECUENCIAS DE ANDAR DESDE QUE NACIÓ ARRANCANDO EL PELO DE SU MADRE.