De exposiciones, workshops, y cebatines

Me váis a perdonar el silencio de la semana pasada pero entre que estuve en un workshop y que por fin terminaron la reforma de la tienda y no paramos de trabajar en ella ni un minuto… Tengo destrozada la espalda de cargar muebles, y las manos de montarlos, pero ya va cogiendo forma y la verdad es que es muy reconfortante.

10454915_10152974886562847_5070746793087800955_n

Una esquinita del nuevo estudio

El workshop fue parte de un proyecto muy chulo del IEDMadrid que mezclaba artesanía tradicional con nuevas tecnologías. Fui invitada a participar como alumna en el de impresión 3D y trabajo en cuero (Leatherwork & 3D Printing) impartido por Julia Koerner, conocida por su colaboración con Iris Van Herpen en el diseño de vestidos impresos en 3D, y los artesanos de Oficio Studio, que ayudaban con la parte de aplicar la piel a los diseños en 3D. Fue una gozada muy intensa (tres días de 9 a 18) que terminó con una mini exposición de los proyectos. Me quedé con ganas de desdoblarme y hacer el de Embroidery & Coding, en el que los chicos hicieron bordados que reaccionaban a la luz o el tacto, vibrando o iluminándose, y el de Screenprinting & Digital Art.

544954_10152968067787847_2276740559563290545_n

No es lo que queríamos hacer exactamente, pero con tres días de Maya, es lo que pudimos hacer ^_^U

10305180_10152967696987847_8417570305443271059_n

Aquí véis nuestro huevo de dragón… o lo que sea.

10342450_10152965680667847_4588633945970873809_n

La impresora 3D trabajando.

Tras la presentación nos acercamos a Berlanga, en Malasaña, para ver la exposición de grabados y pinturas de Retrogaming de la artista ( y amiga) Maya Pixelskaya.

10689997_10152968253162847_5274730211819776749_nLa semana pasada, como anuncié antes, estuvimos en Oviedo está de Moda, donde tuvimos una parte de la última colección expuesta y además participé en una mesa redonda junto a Juan Duyos, Katy Mikhailova, Jesús Cicero y Ángel Ortega. Salimos muy contentos, la organización se volcó muchísimo, nos trataron divinamente y encima nos invitaron a comer en el Asador de Aranda donde nos pusimos finos. Qué rico todo, por Dios, mi favorito el lechazo y la tarta de queso.

10341692_10152956813367847_2633974428687234382_n

El Asador de Aranda.

10501953_10152955015862847_4944927643535173008_n

Parte de la colección Olympia expuesta en Oviedo de Moda.

10390078_10152957276262847_3247946187770429407_n

Mesa redonda junto a Juan Duyos, Katy Mikhailova, Jesús Cicero y Ángel Ortega

Además pudimos aprovechar para visitar los alrededores, acercarnos al Museo del Jurásico, buscar huellas de dinosaurio y ver Santa María del Naranco y Miguel de Lillo, unas maravillas del Pre-románico. Aprovecho por cierto para decir que la guía femenina de ambos monumentos es monumentalmente borde, mientras que el guía del lunes, cuyo nombre no sé, es un encanto que nos respondió a todas las preguntas que le hicimos e incluso nos explicó cosas nuevas cuando no estaba obligado porque los lunes las visitas no son guiadas. Un 10 para ese hombre al que se le notaba que le apasionaba su trabajo.

 

10675589_10152958613817847_1360282224809568941_n

Sta María del Naranco

10614258_10152959313652847_1248092604627058524_n

Vaquinas del amor

10415575_10152958830497847_2712698267171015009_n

Algo que parece un zarajo enorme

559624_10152960971082847_8255486385557328805_n

Mimetizándome con el entorno

 

De vuelta a Madrid, paramos a ver Mieres, metido entre las montañas de un minúsculo valle, y comimos en un restaurante del camino llamado La Viña de Cenera. Maravilla de comida casera, de cantidad, de atención, y de precio. Por 10 euros por persona comimos unas fabes con canela (nos pusieron un perolo enorme para los dos), un pan riquísimo, y una carrillada tierna y exquisita, además de probar la sidra dulce que hacen allí mismo con sus propias manzanas. Le pasé el pan de tal manera al primer plato, que cuando vino a chequear para servirnos el segundo, se pensó que ni las había tocado, y me preguntó que si no me gustaban las fabes me podía preparar otra cosita; menudo encanto de hombre O_O Y  Yo salí que no podía ni andar, entre la cantidad de comida, y que no estoy acostumbrada a beber alcohol… contentilla y llena. ¿Cómo no son esféricos los asturianos? Yo esa cantidad de comida no la puedo soportar de a diario, no podría ni trabajar…

10350621_10152961506017847_6061812467459833375_n

La Viña de Cenera. Encima es muy cuco el sitio.

El jueves de la semana que viene (27 de noviembre) tenemos el press day en el nuevo espacio, en calle Gonzalo de Córdoba 7, y estamos trabajando a destajo para que tenerlo todo a punto para ese día. La inauguración de la tienda, ya con todas las demás marcas a bordo, será aproximadamente una semana después. Ya os avisaremos ;)

Preparadas para el press day, la inauguración, y todo lo demás que se viene encima.

Preparadas para el press day, la inauguración, y todo lo demás que se viene encima.

Sin parar

Esta semana he tenido intensivo de master en INNADI (estoy terriblemente contenta con esto de llevar el área de moda), y entre eso, la reforma del local, la producción para la tienda, y que ahora mismo salgo de viaje para Oviedo, no he tenido tiempo ni de pensar la temática del post. Perdonadme.

Os dejo con el vídeo del desfile, que aun no lo habíamos publicado aquí, y deciros que si queréis acudir a los desfiles, ponencias, y mesas redondas de Oviedo está de Moda, tenéis aquí la información de cómo conseguir las invitaciones.

leyre_valiente_backstage_325158772_683x leyre_valiente_backstage_361741695_683x leyre_valiente_backstage_488908795_683x leyre_valiente_backstage_619861443_683x leyre_valiente_backstage_639518407_683x leyre_valiente_backstage_662197470_683x leyre_valiente_backstage_695637606_683x leyre_valiente_backstage_771933028_683x leyre_valiente_backstage_966326747_683xFotos de backstage de VOGUE.ES

De clases y viajes

Hace unos post comentaba que había empezado a formar parte, como docente y jurado externo, del proyecto Balenciaga de IEDMadrid, que me hacía mucha ilusión, y que me encantaría que la docencia ocupase una parte más amplia de mi vida. Hoy puedo decir que ese día ha llegado, ya que a partir de enero me incorporo como docente al departamento de moda del Master de Moda y Estilisto del Instituto Nacional de Diseño.

Tengo que agredecerle esta oportunidad a Juanjo Gómez, (diseñador de Yono Taola, docente de IEDMadrid, ex-profesor mío, mentor, y amigo) quien me recomendó para el puesto. Impartiré varias de las asignaturas de moda del master, lo que me parece muy interesante porque me permitirá tener una visión mucho más amplia de la evolución del alumno, sus necesidades, y dónde tenemos que trabajar más.

Y seguimos para bingo. El próximo sábado 8 de noviembre estaré en Oviedo, participando en una mesa redonda sobre moda con Pepa Bueno, Modesto Lomba y Ángel Ortega, moderada por Katy Mikhailova. Además se podrá visitar una pequeña muestra de vestidos de mi marca desde el día 7 al 9. Todo ello como parte del programa Oviedo está de Moda.

Y ahora os dejo con unas fotografías de backstage del último desfile, hechas por Vogue.es, que me parecen una maravilla.

leyre_valiente_backstage_73547456_683xleyre_valiente_backstage_458936203_683x leyre_valiente_backstage_555900747_683x leyre_valiente_backstage_711376960_683x leyre_valiente_backstage_688603529_683x10708672_788647004507915_8265126783602302136_o leyre_valiente_backstage_842542750_683x

El Visual Merchandising

Estamos en plena reforma del local, y en breve tocará elegir cómo se expondrán los productos dentro de la tienda. Esto es lo que se denomina Visual Merchandising y Virginia Gorse lo define así:

“El Visual Merchandising es una disciplina esencial para cualquier establecimiento comercial puesto que no sólo ayuda a incrementar las ventas, sino que también mejora su imagen de marca. Ya sea por medio de unos escaparates atractivos, que incitan a los transeúntes a detenerse a contemplarlos y entrar en el establecimiento, o bien mediante una distribución interior reforzada por montajes especiales que guían al comprador a través de la tienda y le incitan a pasar más tiempo en ella, el visual merchandising puede transformar la experiencia de comprar en un hecho memorable.

Interior muy cuidado de una tienda.

Interior muy cuidado de una tienda.

Como veréis es algo que tiene mucha importancia. Puede parecer que es una pijotada y que realmente da igual cómo esté expuesto si es chulo, pero hay estudios que demuestran que realmente nos entran mejor las cosas si están mejor presentadas. Como ejemplo, yo tengo una amiga que siempre me dijo que ella cuando iba de compras en las rebajas, acababa comprando cosas de la nueva colección, porque no sabía por qué, pero siempre se veía atraída hacia lo bien colocadito y lo descolocado de las rebajas le acababa pareciendo poco atractivo.

El espacio que se crea dentro del local, la iluminación, cómo están expuestos los objetos, nos influye mucho aunque ni nos demos cuenta. No hay más que fijarse en el éxito de la cadena Tiger. Las cosas que encuentras allí muchas veces las podrías encontrar en una tienda de todo a cien, pero no te las presentan igual, en un espacio tan cuidado, con una diseño de embalajes y unos nombres raros que recuerdan a IKEA. No lo podemos evitar. Al cerebro humano le gusta la armonía y tiende a sentirse atraído por ella.

dad49c367af24589c58c3eb72d8d4e42

Escaparate muy vanguardista en una tienda de lujo.

Los escaparates también son una parte muy importante del Visual Merchandising. Son el primer contacto, a golpe de vista, del cliente con la tienda, y más que llenarlo hasta la bandera de todos los tipos de productos que hay disponibles en la tienda, se tiende a tratar de transmitir la identidad de la marca o de la tienda, si es multimarca, y por lo tanto de todas las marcas presentes en ella. Tiene que tener un concepto que resulte atractivo y aunque a la persona que lo vea no le interese el conjunto expuesto en él, sí que deduzca que dentro va a encontrar cosas interesantes.

Ya queda menos.

De inspiraciones, knock offs y copias

Ayer estuve, gracias a una invitación del IEDMadrid, en una jornada de Retos en la Gestión de Moda organizada por Acotex. Todo el mundo iba muy trajeado y elegante, mientras que yo iba en vaqueros, camisa de cuadros y chaqueta de punto gris. Un poco como el abuelo de Heidi. Para colmo me tiré por encima la leche del desayuno que nos dieron… pero no lo vio nadie. Todo bien.

También me di cuenta de que era la única que tomaba apuntes, en un cuaderno, con un boli. El de al lado sacó un iPad y en las casi seis horas de conferencias anotó sólo 5 frases. Me imagino que lo que contaron los ponentes era algo ya bien sabido para todos los empresarios que allí se congregaban, ya que llevan años en esto. Para mí no tanto, y no quería que se me perdiese nada. Una nunca deja de aprender.

Se habló de temas muy interesantes relacionados sobre todo con las nuevas formas de comercio gracias a las nuevas tecnologías, y en un momento hubo una mesa redonda sobre las amenazas de las falsificaciones en la moda.

Celine_Knockoff_ Bag

El término correcto es “knock off”. La imagen proviene de una web que los llama así no sé muy bien por qué motivo.

Se mencionó un estudio que decía que la gente, sobre todo entre 15 y 24 años, defendía la compra de falsificaciones como protesta contra las grandes marcas. Lo veo bastante coherente. Ese grupo de edad se ha criado en la gratuidad que da internet, no ha tenido que comprar una enciclopedia de chopocientos volúmenes (como mis padres) o comprar la Encarta (como yo). Ahora tienen Wikipedia, (a la que dudo que donen ni aun cuando les sale el cartelito) y no gastan ni en sms porque tiene el Whatsapp, y les fastidia tener que pagar un euro por él.

Se supone que los estudiantes, segun se dijo, tienen esa actitud primero porque aun no se han enfrentado a “la vida real” y segundo porque no son conscientes de que la gente que hace todas esas cosas de las que ellos disfrutan, tiene que comer.

Así decían que las falsificaciones destruyen puestos de trabajo. Una empresa son muchas personas, y no sólo das de comer con un bolso de lujo al diseñador y a la Kate Moss, sino que también pagas al contable, a la limpiadora y al transportista, por ejemplo. Pero es cierto que las falsificaciones crean puestos de trabajo (no muy buenos) en los países que las producen, y según el informe mencionado, se utilizan para financiar el terrorismo y las mafias. El informe también refleja que la gente no es ajena a que afecten al empleo y financien estas actividades, pero que les da igual. A quien no le da igual es a la compradora de lujo que no compra un modelo de bolso porque lo ha visto falsificado por todos lados, y eso hace disminuir las ventas, que a su vez afecta sa los trabajdores que dependen de estas.

Según El País, el negocio de la falsificación está en manos de las mafias internacionales. Obtienen más beneficio que con el tráfico de drogas. Los riesgos son mucho menores por la bondad de las leyes. Y las pérdidas para las industrias afectadas son millonarias. Aquí podéis leer el artículo completo.

En este vídeo (en inglés) un diseñador explica a los falsificadores cómo falsificarle un bolso de una forma barata, y a la vez te enseña por qué sus bolsos cuestan lo que cuestan:

Tras el debate, llegó el turno de preguntas, y entonces un chico muy bien vestido, con acento extranjero preguntó a los miembros de la mesa que qué opinaban de las copias hechas dentro de nuestras fronteras por ciertas marcas de fast fashion.

En ese momento la sala se revolucionó, y el moderador José Antonio Moreno (dtor, gral. De ANDEMA) dijo que no era lo mismo, que la legislación permite la “inspiración”, y que esas empresas crean empleo, pagan impuestos y son importantísimas porque llevan la moda española fuera de nuestras fronteras. Cierto. Pero…poderoso caballero es Don Dinero.

Estas marcas lo saben, saben hasta donde pueden llegar, y también saben que si se “inspiran” en un joven diseñador, hay muchas posibilidades que nadie les pille que esa prenda no es tan original como debería. Que probablemente la persona que compre esa prenda, no lo haga porque sea parecida a la de tal marca, porque no la conoce, sino simplemente porque le gusta y le parece original.

Así, yo he visto prendas mías, de Moisés Nieto, POL, hace una semana un estampado casi calcado a uno de Leandro Cano, y todo el concepto e imágenes de una colección mía fueron el eje central de una colección de decoración. Y con total impunidad. Somos demasiado pequeños como para traerles problemas…

Cuando una persona se compra un bolso de “Luis Vitton” en un mantero, sabe que quiere el bolso de la marca original y no puede pagarlo, pero también es un cierto modo de promoción. Cuando una persona compra en una tienda de fast fashion una prenda de un diseñador novel no tiene idea de quién es ese diseñador. Como podrán entender, el perjuicio para nosotros es muchísimo mayor. Nos roban la única fuerza con la que tratamos de hacernos hueco; nuestro talento, nuestra originalidad.

Justo al salir de la jornada, decidí dar una vuelta por el centro comercial en el que estábamos para ver un poco el tipo de tiendas que tenía, el nivel de precios… Y cual fue mi sorpresa al encontrarme en el escaparate de una conocida marca española de moda y perfumes (no tan fast fashion) una falda mía convertida en vestido. El color y el tejido eran diferentes, pero el corte de la falda es bastante raro y característico. Le mandé una foto a mis amigos por wahtsapp y no tuve ni que decirles por qué se la enviaba; estaba claro. La prenda, que tampoco es barata, se vendía a 229 euros, probablemente el mismo precio de venta que tendría en mi marca si la hubiese hecho vestido yo. De ese vestido “inspirado” en mi falda, la marca habrá vendido o venderá miles de unidades, y esa gente ni siquiera sabrá que realmente lo ha pensado una pobre diseñadora novel que trabaja 14 horas diarias y lleva muchos meses sin poder descansar ni los fines de semana para poder sacar adelante una pequeña marca.

 

Cada vez más cerquita de abrir la tienda

Como comenté hace unos meses, estamos a punto de abrir nuestro primer punto de venta. Cuando uno empieza en moda, no tiene ni idea del trabajo tedioso y poco agradecido que va a tener que hacer, todas las cosas que tienes que ser para poder ser tu propia empresa, y si encima le añades una tienda… Me he tirado cuatro horas enteras de esta mañana al teléfono con los de la compañía del teléfono y el ADSL para conseguir que me pongan la línea. Tienen unas burocracias absurdas por las cuales, si yo tengo en mi casa una línea con ellos como particular, no puedo tener una en mi local como autónomo, y uno me ha llegado a decir que el ADSL era incompatible con el datafono O_O Pero si no tiene cables… que lo hemos estado usando en pop up stores y en el EGO en Ifema sin conectarlo a redes de ningún tipo…

Por si esto fuera poco, métete en reformas, en cambiar el suelo, quitar las estanterías de pladur, quitar todas las pegatinitas que hay por toooodas las paredes porque antes era una tienda de ropita de niños, tapar todos los agujeros que hay debajo de algunas, pintar… Mientras tanto tienes que ir eligiendo mobiliario y poner en mancha la producción y los pedidos, porque no puedes abrir y que la tienda esté vacía…

Y todo esto mientras tratas de contactar con tiendas para vender la colección que acaba de desfilar, que es el equivalente a ser un naufrago en una isla desierta lanzando botellas con mensajes al mar.

Que sí, que es más duro picar en la mina.

Apartando todos los quebraderos de cabeza, estoy muy ilusionada, y además, una vez esté pintada y reformada, llegará lo más divertido; decorarla. Lo cual me recuerda a cuando empiezas una partida en Los Sims y tienes que hacer la casa y decorarla; mi parte favorita. Quién pudiese hacer un truco en la vida real para conseguir dinero ilimitado y montarte la tienda perfecta (y de paso ayudar a algún que otro necesitado).

Aunque no tengamos dinero ilimitado, disponemos de mucha creatividad y confiamos en que el resultado gustará. En el espacio no sólo se podrán comprar piezas de Leyre Valiente (y la segunda línea Valiente by Leyre Valiente), sino que también habrá más marcas y además servicio de alquiler, y encargos a medida, como por ejemplo vestidos de novia. También dispondremos de artículos de decoración, libros, y en general cositas cool. Y no nos queremos olvidar de los novios, los grandes perjudicados por el shopping femenino, por lo que tendremos un corner especial para ellos, para que no se aburran mientras su chica se prueba cosas. ¿Alguna sugerencia a este respecto?

A partir de la inauguración me tendréis allí a vuestra disposición de 10 a 8:30 (no cerramos a mediodía) para aconsejaros sobre qué regalar, o qué poneros para una boda. Y recordad que tendremos prendas, complementos, joyería y objetos para todos los bolsillos. Muy pronto en Madrid, cerquita de metro Bilbao.

44473d1426f49b071d86d2638fd9b3c6

Consejos para la búsqueda de prácticas o empleo

Cuando estás presentándote a un puesto, ya sea de prácticas o de trabajo, tienes que tener muy en cuenta que no sólo te estás presentando tú, sino que compites contra otras personas, por lo que es mejor que no te tires piedras sobre tu propio tejado; a la persona que recibe tu candidatura se lo tienes que poner lo más fácil posible. Recibe muchísimas candidaturas y tiene probablemente mucho trabajo, no se lo compliques, porque si lo haces, pasará de tu candidatura e irá a otra.

–       Lee con cuidado la oferta y actúa como se te dice en ella. Si pone que envíes un mail a tal dirección, no lo envíes a otra. Si lo envías a otro sitio pueden pasar dos cosas: uno, que no llegue a la persona que se encarga de seleccionar candidatos y por lo tanto no vea tu proyecto, y/o dos, que te desestimen porque pueden pensar que si no has sido capaz de comprender el anuncio, a lo mejor luego no eres capaz de comprender las tareas que te manden. La otra persona no te conoce, te juzga por lo que ve en una pantalla. No le des motivos para desestimarte.

–       Tu portfolio tiene que ser una pequeña muestra de tus proyectos de clase o privados. Repito; muestra, no tienen que estar todos, y desde luego las fotos no tienen que estar en HD. Para visualizar en una pantalla de Tablet u ordenador no se necesitan más de 72pp. Y recuerda exportar tu pdf en “tamaño de archivo más pequeño”. No le mandes el archivo mediante Wetrannsfer, Dropbox o Google Drive. Necesitan poder verlo dándole al visualizador de Google, rápido y en un vistazo.

–       Añade fotos detalle de alguna prenda, de cómo está confeccionada. Aunque en la empresa no vayas a coser, demuestra que eres una persona perfeccionista que cuida los detalles.

–       Incluye ilustraciones a mano y a ordenador, y fichas técnicas.

–       Si tienes personalidad en lo que haces, no importa que no lo hagas perfecto. Esto sobre todo aplica a la ilustración.

–       Muestra tu personalidad en lo que presentes. Incluye moodboards, imágenes de referencia, bocetos… detalles que muestren tu mundo interior.

–       Si puedes colgar tu portfolio o trabajos en internet, mucho mejor. Hay webs como Wix, Behance y muchas más, en las que puedes crear portfolios digitales o pequeñas webs de forma gratuita y muy intuitiva.

Si flaqueas en alguno de estos puntos, trata de disimularlo en el portfolio y de mejorarlo en tu vida personal. Si dibujas mal, ve a clases de dibujo, si coses mal ve a clases de costura. Hay mucha competencia y gente muy buena por ahí. Practica y practica. No te quedes en el “no sé hacerlo” o en el “no puedo”. Nadie nace sabiendo. Si esto no te merece todo el esfuerzo que precisa, dedícate a otra cosa. Hay gente buenísima llevando cafés en Givenchy. No quiero sonar como una nazi, pero la vida es así, es muy dura, y hay muchísima gente muy buena por ahí. Uno ha de ser realista y pararse a ver lo que le rodea. Mamá te dijo que eras listísimo y que podías hacer bien cualquier cosa en la vida. Pero mamá habla con el amor como bandera, no la verdad universal. Mamá no conoce a Aitor Throup. Párate a ver lo que se hace por ahí fuera, a lo mejor no eres tan bueno, a lo mejor tienes que practicar más en algún aspecto. Sé realista, conoce tu contexto, localiza tus debilidades, y lucha por superarlas.

MAKE    GOOD    ART

Sólo hay una pega que le pongo a este maravilloso discurso de Neil Gaiman; antes podías entrar en un periódico (o en una casa de moda) como aprendiz, de hecho era la forma normal, pero hoy en día, hay tanta gente formándose en estas profesiones, tanta gente tan buena que además ha estudiado, que nadie entra en una empresa a día de hoy a no ser que haya estudiado y se haya preparado (a no ser que seas hijo de alguien, claro). Hoy hay muchísima más competencia.

Todo lo demás, son pepitas de oro de sabiduría.

Post-desfile

La mayoría de la gente piensa que una vez pasado el desfile te puedes dedicar a descansar o irte de vacaciones, hasta que te pongas a diseñar la nueva colección. Si tienes una gran empresa y sólo te dedicas al diseño puede que esto sea verdad, lo desconozco, pero si tu marca es tan pequeña como la mía, tras la tormenta no llega la calma. Cierto es que ya no vas tan agobiada, pero hay muchas cosas que hacer tras el desfile, siendo la más importante vender.

Para ello tienes que concertar citas con tiendas multimarca en tu país o en otros, por ejemplo acudiendo a ferias. Las ferias son carísimas y al principio sólo dan pequeñas recompensas, pero sin ellas sería prácticamente imposible vender fuera. Yo empecé a vender en Japón antes que en España, con eso lo digo todo.

Contactar tiendas nuevas, es una locura y casi un imposible. Tienen demasiadas propuestas todas las temporadas y rara vez se fijan en lo nuevo, y ya si hablamos de España, esto se agrava mucho. Hay muy pocas tiendas en España que arriesguen por un producto nuevo.

Sacar los precios de la colección es algo complejo a la par que bastante inexacto para una empresa tan pequeña. Tienes que pasar algunos costes por alto al principio porque si no cada prenda saldría demasiado cara. Uno tiene que tener en cuenta que cuando compra una prenda, no sólo está comprando el material y el trabajo que lleva, sino también el alquiler del local, la maquinaria, los gastos como luz y agua, envíos, logística, gastos de comunicación como el showroom o las impresiones de notas de prensa, folios, clips, papel de patronaje, tijeras, cajas y bolsas para prendas… Son muchísimos gastos que ni os imagináis y que deberían ir pagándose con las ventas que se hacen porque si no, la empresa se va al traste. Claro, que para ponerse a meter eso en cada prenda sin producir 10.000 unidades de cada una, es una locura, porque encarecería muchísimo el precio por unidad, y nunca llegarías a vender esa cantidad.

Así, al principio tienes que centrarte en cosas como el material y el trabajo, y sacar para los demás gastos de tu minúsculo beneficio, y aun así hay gente que se te queja y piensa que eres una carera que se quiere hacer millonaria rápido y que te crees Chanel U_U Lo que hay que aguantar…

Tras sacar los precios de mayorista, tienes que hacer lo que se denomina un collection book, que lleva todas las prendas de la colección con sus precios y variedad de colores, tallas… toda la información necesaria para el comprador. Tienes que facilitárselo todo siempre. Un comprador no se va a poner a deducir que esa prenda la haces también en negro o te va a preguntar. Si no está en el collection book, no existe.

Cambiando de tercio, este jueves se inaugura en el Museo del Traje CIPE la exposición MAN IN PROGRESS que organiza GQ y en la que supuestamente expondré un traje en breve. Aun no sé cuando será mi parte, pero ya iré informando.

Apertura #exposición Man in ProgressTambién hay otros tres motivos que me llenan de felicidad. El primero es que mi sueño de ser docente se va acercando, y es que voy a dar una charla de master y además voy a ser tutora del Proyecto Balenciaga para los alumnos de 2º de Moda en el IED Madrid Moda Lab, lo cual me llena me mucha alegría. La segunda, que dentro de poco anunciaremos una colaboración relacionada con los videojuegos de la que de momento no podemos contar más. Y la tercera es que prontito, muy prontito, abrimos nuestra primera tienda física en Madrid. En ella podréis adquirir prendas de pret a porter de nuestra primera y segunda línea (más urbana y joven), además de disponer de servicio de atelier a medida para eventos como bodas o fiestas. También podréis encontrar otras marcas de moda y productos, referentes del diseño nacional.

La moda de ¿la solidaridad?

Llevo días a base de Aquarius con una gripe intestinal que parece no remitir. El sábado estuve en urgencias porque tenía un ojo tan hinchado que parecía asiática, tan morado, que ya eso me convertía en panda, y encima me dolía al moverlo. No es nada, mucha gente pasa por este tipo de cosas todos los días, pero he estado ingresada tantas veces y mis padres lo han pasado tan mal, que cuando el sábado empecé a sentir una presión en el pecho y problemas para respirar, empezaron a emparanoiarse con que a lo mejor estaba sufriendo un infarto. “tose fuerte” me decía mi madre, “si respiras peor tumbada, es un infarto ¿te duele el brazo izquierdo?” Obviamente no estaba teniendo un infarto, pero con los años y todo lo que han pasado con sus familias (varios cánceres, infartos y aneurismas) y conmigo, pues empiezan a asustarse a la mínima.

A los 5 o 6 años me pasé un par de semanas quejándome de que me dolían las piernas y suplicándole a mi madre que me llevase en brazos, mientras mi padre decía “ignórala, es cuento; tiene mamitis”. Tras pasar una noche delirando mientras dormía por el dolor, decidieron llevarme a urgencias, y resultó ser una Poliartritis Reumatoide que me tuvo sin poder andar y hospitalizada durante meses. Tras aquello tuve que volver por una medicamentosis que me produjo el tratamiento con aspirina, y desde entonces he vuelto a estar ingresada unas cinco veces más por diversos problemas, y acabaron descubriéndome varios pequeños problemas crónicos que tengo.

Hoy le contaba esto a una amiga (a raíz de mi gripe) y ella me decía “madre mía, no tenía ni idea, no lo aparentas , se te ve siempre tan alegre y ¡no paras!” Yo le he respondido que precisamente por eso, porque mis estancias en urgencias y UCIs me han hecho darme cuenta de que no tengo nada comparada con otra gente. Gente como Anthony Carbajal.

Cuando descubrí por primera vez los vídeos del cubo de agua helada, me pareció que había sido una estupenda campaña viral para concienciar a la gente, pero hay varios problemas:

–       Mucha gente, y lo que es peor, muchos famosos, no donan dinero. Sólo hacen la gracia de echarse el cubo, tiritar, y nominar a sus colegones; no donan dinero, que es en definitiva lo más importante. Es fascinante ver a actores y cantantes millonarios tirarse cubos de agua en unos paradisíacos y enormes jardines (Will Smith tiene hasta un lago con barcas de pedales) y ni mencionar el tema monetario. Mark Zuckerberg y Bill Gates (a pesar de ser uno de los mayores filántropos del mundo) no mencionan haber donado o tener la intención de hacerlo. Menos mal que hay excepciones como Ben Affleck, Tom Cruise, Nicole Kidman, Tom Hiddleston o Charlie Sheen:

–       Otros muchos ni siquiera mencionan qué es el ELA (ALS) o por qué está haciendo el vídeo, y por supuesto no informan de donde se pueden hacer las donaciones. Brillante la actuación de 50 Cent, el que, tras recibir el agua helada, dice “no me nominéis para más mierdas de estas” O_O. Menos mal que están Hiddleston y Cumberbatch, quien por cierto lo da más que mascado y con mucho sentido del humor.

–       El gasto de agua. No nos fijemos en un problema tan obcecadamente (o por moda) sin darnos cuenta de que no se puede andar tirando agua por ahí a lo tonto. Planta un árbol como Vin Diesel (que además se echa cubitos en vez de agua que se pueden recoger con las manos después) o hazlo sobre el jardín para regarlo, como hace Mark Hamill.

Por supuesto hay famosos que se han ahorrado el cubo de agua (y se han puesto un whiskey con el hielo como Patrick Stewart) sin obviar la parte importante; la de donar.

El vídeo más emotivo, por supuesto, es el de Stephen Hawking, probablemente el enfermo más conocido con ELA, cuyos hijos se prestan voluntarios para hacer el reto, ya que él estuvo con Neumonía, y que tampoco creo que sea muy bueno tirar agua sobre su silla de ruedas con tantos aparatos electrónicos…

Sin lugar a dudas el ELA es una enfermedad terrible, pero hay muchas más por ahí fuera, gente a la que le ocurren cosas horribles y se pasa toda su vida conectada a máquinas, sometida a durísimas operaciones, o con un terrible dolor crónico. Por favor, seamos capaces de ver más allá de las modas y de los virales de internet, seamos conscientes de que hay gente pasándolo realmente mal por el mundo. Una vez alguien me dijo que yo era una demagoga porque dije que me parecía egoísta entristecerme por mis problemas, cuando era consciente del sufrimiento que había por el mundo en temas tan importantes como la salud o la nutrición. Bueno, cada uno es libre de tener su opinión.

Creo sinceramente, que si cada actor que gana un millón de dólares por episodio o varios por película, cada futbolista que hace lo mismo con el fútbol, y cada empresario de la lista Forbes, donasen 1000 euros a causas de este tipo, una vez al año, conseguiríamos atajar, que no erradicar, muchos problemas del mundo.

Aprender de los desfiles

Sé que menciono mucho el tema de las invitaciones, pero realmente es que es un tema que me altera bastante porque no os imagináis la locura de mails que resulta ser. Todo el mundo quiere ir, todos son importantes, todos quieren llevar acompañante, y sólo tenemos 90 asientos. Si no tenemos solicitudes para 300 asientos ahora mismo en el mail, no tenenemos ninguna. Además, está el tema del front row. Mi front row son 10 asientos. Si los invitados de front row llevan acompañante, ¿dónde los siento? ¿saco a otro del front row para meter a ese acompañante? ¿lo pongo detrás y echo a alguien de la siguiente fila? ¿lo pongo atrás del todo y me arriesgo a que se ofendan o le roben el asiento a otro invitado? No tengo espacio en los 90 asientos para los invitados normales ¿cómo lo voy a tener para todos los acompañantes?

No voy a entrar en la ilusión que le haga a cada uno acudir o no acudir a un desfile, pero lo que me he encontrado de muchos estudiantes diciendo que quieren ir “para aprender”, eso sí que no lo comparto. Es como querer aprender a ser carnicero comiéndote un entrecote. Para ser carnicero tienes que mancharte las manos, llevar botas que se pegan al suelo por la sangre, oler cosas poco apetecibles, aprender a cortar y despiezar bichos, hacerte algún corte por el camino, etc.

La moda, para un diseñador, no es ese brilli brilli que véis, de verdad, que no me canso de decirlo. Ese brilli brilli, esa ilusión, es para el comprador, la vida del diseñador se compone de un 5%, un 10% si tienes suerte, de brilli brilli. El resto es trabajar, mucho, y a veces en condiciones un poco desastrosas, o pasando penurias en los comienzos (ya se sabe lo que se dice de que los comienzos, son duros, lo han sido para casi todos los diseñadores).

El desfile es sólo la puntica del iceberg

El desfile es sólo la puntica del iceberg

Si queréis aprender DE VERDAD mandad mails ofreciéndoos como apoyo para vestir y ayudar con tareas de organización, porque eso es lo que es realmente un desfile, donde se aprende cómo actuar y reaccionar ante un imprevisto, una modelo que desaparece, una cremallera que no sube, un vestido que se rompe… Lo que puedes aprender viendo un desfile desde la grada, lo puedes aprender igual en pijama y desde casa con tu ordenador (youtube, ese gran invento). Realmente un desfile conlleva seis meses de trabajo previo y eso sólo se aprende haciendo prácticas durante ese periodo, pero si no tenéis tanto tiempo, el backstage es vuestro sitio.

De verdad, que no trato de ser desagradable; he enviado yo misma unas 100 invitaciones para el Cibelespacio para todo aquel estudiante al que no le podía enviar entrada para el desfile, pero sinceramente, no creo que vayáis a aprender nada nuevo en esa parte del negocio, si os queréis dedicar realmente al diseño. Haced prácticas, mientras aun estéis estudiando, en al menos una empresa pequeña y otra grande. Ofreceos a ayudar en desfiles. Aprended con la gente que se parte el lomo detrás de ese espejismo maravilloso (en el estudio o en el backstage), y que tampoco ve el desfile.