¿Es más rico el que más tiene o el que menos necesita?

Las mujeres ganan terreno en Hollywood. Los estrellas de la pequeña pantalla se cotizan al alza y sus cuentas corrientes nada tienen que envidiar a las de las actrices que se dedican sólo al celuloide. Según Forbes –confieso estar enganchada a la web de esta revista financiera estadounidense–, Katherine Heigl, la doctora Izzie de Anatomía de Grey, es la tercera actriz más rica de la televisión tras Ellen Degeneres y Tyra Banks. La guapa intérprete, de ascendencia irlandesa y alemana, ganó 15.5 millones de dólares entre 2009 y 2010, justo cuando, gracias a la popularidad de su trabajo en la serie, protagonizó dos comedias románticas, Lío embarazoso y 27 vestidos, con buenos resultados de taquilla.

Pero si hay alguien que ha sabido sacarle partido a la fama ésa es Eva Longoria. La protagonista de Mujeres Desesperadas ocupa el cuarto puesto del ránking de las mejor pagadas con 13 millones de dólares, y no sólo por el caché en la serie, 250.000 dólares por episodio. Considerada una de las mujeres más bellas y elegantes del mundo, Longoria lo mismo te anuncia un tratamiento capilar, te vende un tinte o te pone los dientes largos con un sugerente helado de chocolate que seguro que a ella no se le va a las cartucheras.  Entendemos que llore por los rincones del set de rodaje ahora que se le ha puesto fecha al final de la serie que le ha procurado tan suculentas ganancias, ¿se le acabará el chollo? ¿Tendrá presupuesto suficiente para tanta pestaña postiza? Me da a mi que esta chica ha nacido con una flor en el pompis.

La selecta cifra se cierra con las cantidades más modestas –si le puede llamar así a diez millones de dólares– que se embolsan Ellen Pompeo, la doctora Meredith del Seattle Grace, y Marcia Cross, la pelirroja compañera de desventuras de Longoria en el exclusivo barrio de Wisteria Lane. Sin embargo, las buenas rachas no duran eternamente. En unas declaraciones recientes, Ellen apuntaba a la necesidad de un cambio profesional, ¿cómo se puede cansar alguien de interpretar a una doctora con talento y con un novio tan macizorro como Dereck Shepherd? Mientras Pompeo busca un currele nuevo, Marcia se dedicará en cuerpo y alma a sus hijos. Tranquila, hay margen para que gastes sin parar y puedas dormir tranquila, ¡y nosotras que lo veamos!

A la que seguro que no le apetece trabajar ni un ratito durante un tiempo, ni falta que le hace, es a Kristin Davis, la actriz que da vida a la tradicional y conservadora Charlotte de Sexo en Nueva York. El motivo no es otro que Gemma Rose, un precioso bebé que por fin duerme plácidamente en brazos de una madre adoptiva que ha logrado hacer realidad el mayor de sus sueños con 46 años. Porque al final, ricos y pobres, famosos y desconocidos, guapos y feos, altos y bajos… todos anhelamos lo mismo… ¡un poquito de felicidad, por favor!