Katie y Tom, desamor y divorcio

Es el culebrón del verano al otro lado del charco. El proceso de divorcio puesto en marcha por Katie Holmes, inesperado hasta para su marido, Tom Cruise, aparece día sí y día también en las crónicas rosas de medio mundo. La protagonista de Los Kennedy, miniserie que acertadamente adquirió Cosmopolitan para su primer pase en exclusiva en las pantallas españolas, nada tiene que ver con la mujer a la que da vida, Jackie Kennedy, la abnegada esposa de John F. Kennedy. Ni siquiera ha hecho falta que hubiera unos cuernos de por medio para que la guapa actriz pusiera fin a una de las parejas ‘más estables’ del star system, esos mismos que aguantó impertérrita la que fuera primera dama. Como con todas sus relaciones anteriores, Cruise ha sido abandonado por culpa de la Cienciología, una doctrina espiritual repleta de claros oscuros que ha colmado la paciencia de su todavía esposa.

Sin embargo, todas las mujeres que han pasado por la vida del protagonista de la saga Misión imposible –parte del catálogo cinematográfico de Cosmo–, han renacido de sus cenizas cual Ave Fénix. Nicole Kidman, convertida en el mayor apoyo de Holmes en su huida de Hollywood, relanzó su carrera y fue directa al Oscar. Lo mismo sucedió con Penélope Cruz. Katie Holmes, recluida en Nueva York con su hija Suri, puso en marcha la maquinaria del divorcio hace un par de meses. Si hacemos memoria, la intérprete dio muchas pistas en la portada de Elle de mayo. En sus páginas confesó sentirse más segura y con ganas de emprender una nueva etapa.

Por lo que sabemos hasta la fecha, los abogados de ambas partes han llegado a un acuerdo para que Holmes, que al igual que Jackie se desvive por sus vástagos, se quede con la custodia de la niña y el padre pueda visitarla habitualmente. Por ahora, el sentido común reina entre ambos. Dicen los amigos de él que está destrozado y sorprendido, mientras ella, sonriente y tranquila, intenta retomar su carrera cinematográfica. Pero las mujeres ya no somos ni seremos nunca las que fueron nuestras madres y abuelas, ahora no nos conformamos, ni nos sometemos y tampoco claudicamos. El éxito mundial de Los Kennedy es sólo un aperitivo de lo que puede deparar el futuro de Holmes. Y nosotros que lo veamos.

 

 

Deja un comentario

¡ Si quieres, puedes dejar tu comentario con tu perfil de ClubCosmo! click aquí

Nombre:

Escribe este código de seguridad: