Crimen en el paraíso y mal de amores

Comentarios

La vida está repleta de giros, situaciones sin intención alguna que le pueden cambiar el futuro a cualquiera. Como Ben Miller, el protagonista del estreno de ficción Cosmopolitan TV , Crimen en el paraíso (domingo 8, 22.00 horas), al que el gusanillo de la interpretación llegó cuando era estudiante de Física Cuántica. Este actor británico, conocido por su vertiente cómica en Paramount Channel y por formar parte de uno de los éxitos de la BBC, Invasión Jurásica, estudiaba tranquilamente en Cambridge cuando un amigo, Alexander Armstrong, le propuso hacer un festival de artes que fue un éxito y que varió para siempre el destino de aquellos estudiantes. Treinta años después, Miller se pone en la piel del detective Richard Poole en este thriller policiaco repleto de Sol y de olor a mar que ha renovado por una segunda temporada. Un refrescante estreno para un verano muy caluroso.

Y de un estreno a mi musa en cuestiones sentimentales. Reitero mi fanatismo por Eva Longoria, porque se aplica como nadie aquello de “a rey muerto, rey puesto”. No hace ni una semana que desayunábamos con la segunda y definitiva ruptura de la protagonista de Mujeres desesperadas del hermanísimo de Penélope Cruz y algunos medios de Estados Unidos ponen nombre al joven que ha conquistado a la influyente actriz. Esta claro que a la chica le ponen los deportistas, porque si lo que dice la edición estadounidense de In Touch es cierto, la actriz acabaría de empezar a salir con Mark Sánchez, un tiarrón de 25 añitos que juega en los Jets de Nueva York. Esta chica, una habitual del blog de Cosmo, me recuerda a los inicios de la protagonista de Cougar Town, le gustan jóvenes, pero si triunfa en ese target es porque ella lo vale.

Otra que vuelve a sonreír, pero más comedidamente, es Katie Holmes tras poner en marcha la maquinaria del que será el divorcio del año. A la protagonista de la miniserie Los Kennedy (Cosmopolitan TV) se le ha visto en una cafetería de Nueva York junto a su hija Suri y un grupo de amigos sonriendo como hacía mucho, mucho tiempo. Y es que Holmes se muestra liberada y relajada, como si se hubiera quitado un peso de encima. Dicen que su todavía marido, Tom Cruise, llora por las esquinas, pero que las estrictas normas de la Cienciología han sido el detonante de la ruptura de uno de los matrimonios más ‘estables’ de Hollywood. Nada es para siempre.

 

Esta entrada fue publicada en Blog Cosmopolitan. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

¡ Si quieres, puedes dejar tu comentario con tu perfil de ClubCosmo! click aquí

Nombre:

Escribe este código de seguridad: