Con la verdad por delante… soy presa fácil de los ‘malotes’

Entre las muchas conclusiones que sacamos ‘las girls’ en nuestras largas charlas postcena o en las divertidísimas fiestas pijama hay dos que destacan sobremanera. Una es que, os guste o no chicos, el tamaño importa, y otra que los que más nos ponen son los ‘malotes’.

Como en la vida real, normalmente, los chicos malos de las series suelen ser más guapos y atractivos que los protagonistas, así que lo tenemos complicado para no caer rendidas a sus pies. Además, ¿quién no ha tenido un noviete algo malote a lo largo de su vida? ¿a qué siempre te acuerdas de aquella historia en la que te lo hizo pasar de pena? ¿a qué a tu madre no le gustaría nada como yerno?

Dicen que es masoquismo o dependencia, pero yo pienso que se trata tan sólo de morbo, riesgo y algo de acción, que a la vida no está nada mal ponerle algo de sal y pimienta.

Julian McMahon

De todos los que pululan por la pequeña pantalla me pone sobremanera Cole Turner de Embrujadas. El personaje que encarna el guapisísimo Julian McMahon tiene además ese puntito de maldad y de ciclotimia que me cautiva. Hasta su alter ego demoníaco, Belthazor, es capaz de enamorarse de una de las protagonistas, pero tengo claro que yo nunca hubiera utilizado mi varita mágica para derrotarle, seguro que habría sucumbido.

Ed Westwick

¿Y qué me decís de Chuck Bass? Dolce, mi valiente amiga y madre de dos hijos adolescentes seguro que me acusaría de ‘asaltacunas’ en este caso, pero el prota de Gossip Girl, Ed Westwick, ese enigmático actor británico con una proyección sin límites en Hollywood, lo borda. Cínico, manipulador, ‘asquerosamente’ rico, mujeriego, vividor… vamos una ‘bon vivant’ capaz de las más malvadas venganzas y de los comentarios más crueles, eso sí, con un ‘style’ que ya le gustaría a muchas.

Alex Karev

Otro de mis malotes favoritos es Alex Karev, el rebelde y engreído médico de Anatomía de Grey, al que da vida Justin Chambers. Su carácter retraído, sus comentarios demasiado sinceros y sus múltiples líos amorosos con varias compañeras (Izzie, Addison y Lexie) le convierten en el James Dean de la serie médica.

Marc Meier

Otro que le va a la zaga y también con bata es el doctor Marc Meier, el rutilante jefe de cirugía con el que trabaja Gretchen Hasse, la protagonista de Diario de una doctora. Inmaduro, con talento y guapo hasta decir basta…, un malo sin mala intención por el que siento veneración.

Sin embargo, siempre se llevan la palma algunos de los rollos de las chicas de Sexo en Nueva York, y como no, entre mis favoritos los de Carrie, y en especial Jack Berger, el escritor fracasado que no podía soportar el éxito como columnista de su chica. La frase que le dejó en un post it pegado en el MAC lo decía todo: “Lo siento, no puedo, no me odies”. ¿Te suena?

Jack Berger

3 pensamientos en “Con la verdad por delante… soy presa fácil de los ‘malotes’

  1. No dejeis de seguir a Rosa Palo tambien hace cosas preciosas dignas de cualquier celebrity, tiene un diseño y un gusto delicado y se adapta a cualquier estilo de mujer

Deja un comentario

¡ Si quieres, puedes dejar tu comentario con tu perfil de ClubCosmo! click aquí

Nombre:

Escribe este código de seguridad: