Más mala que la quina

Femme fatale, dícese de una villana que utiliza artimañas sexuales para atrapar al héroe. Este personaje femenino, que actúa sin ningún tipo de escrúpulos y cuya ambición es insaciable, es un clásico en los relatos literarios desde finales del siglo XIX y no hay enredo televisivo o cinematográfico que no cuente con su particular mujer malvada.

En más de una ocasión he comentado la simpatía que me provocan los malos malosos, puede que para dar rienda a esa parte demoníaca que todos tenemos. Sin lugar a dudas los buenos no serían tan buenos si no se pasaran la vida soportando a los malvados. Gossip Girl tenía, hasta ahora, a un canalla, Chuck, pero el joven multimillonario no le llega a Diana Payne ni a la suela de los zapatos –¡qué casualidad que este nombre se repita tanto cuando se trata de pérfidas!– , una triunfadora en los medios de comunicación dispuesta a todo para construir un imperio mediático en Nueva York.

El personaje de Liz Hurley cumple con todos los requisitos de la mujer fatal: belleza, sensualidad, ambición, codicia, frialdad… vamos, ¡cómo para llevártela a casa! Emocionada por el regreso de la serie más ‘cool’ tras el parón en la emisión estadounidense, no sólo por el recuentro con estos chicos del Upper East Side, sino por saber qué nuevos pasos tiene preparados Diana en su cruzada particular contra Nate, Dan, Gossip y el resto de personajes que desgraciadamente se cruzarán en su camino a lo largo de esta quinta entrega.

Como digo, Chuck Bass va a parecer un angelito al lado de esta mujer de rompe y rasga a la que los modelitos ajustados le quedan como un guante. La envidia que nos provoca también es parte de su atractivo y de su magnetismo. ¡Qué se ande con mucho cuidado Serena van der Woodsen porque tiene todas las papeletas para convertirse en el nuevo objetivo de Diana! La codicia de esta mujer no tiene parangón, sabe muy bien qué teclas tocar… y, aunque la rubia ha empezado una nueva vida en Los Ángeles, le será complicado escapar de la tupida telaraña que prepara Payne para llegar a la cumbre.

Y en este ascenso a la gloria siempre quedan cadáveres en el camino… bueno, en sentido figurado. Dan Humphrey vive en soledad la dura vida del escritor. Sí, al niño de papá no le va nada bien en esto de la Literatura y, si a eso sumamos, que la mujer que le quita el sueño, Diana, le lleva por el camino de la amargura, la tormenta emocional está servida.

¿Cuál será el próximo movimiento de la bruja Diana en el tablero del poder? ¿Esquivará Dan sus armas de seducción? La respuesta, el lunes (21.00 horas) en Cosmopolitan TV.

Cosmopolitan TV se viste de estreno

L@s seriadict@s estamos de enhorabuena. En pleno mes de noviembre, cuando el resto de cadenas preparan sus lanzamientos del año que viene, Cosmopolitan TV nos sorprende con dos estrenos que harán las delicias de las seguidoras de la mejor ficción femenina.

El primero en desembarcar será Vida secreta de una adolescente, un drama juvenil que fue como un tiro en la ABC Family hace tres años y que cuenta con cuatro temporadas completas. De la misma creadora de Siete en el paraíso, Brenda Hampton, esta serie basa su trama en la vida de Amy Juergens, una chica de 15 años a la que la vida sorprende un buen día con un embarazo no deseado. Shailene Woodley, a la que veremos el próximo mes de enero junto al eterno soltero de Hollywood, George Clooney, en la comedia Los descendientes, da vida a esta chica cuyo mundo se desborda ante una maternidad imprevista.

Además, para rizar el rizo, Amy quedará encinta del malo del instituto, Ricky Underwood, encarnado por Daren Kagasoff, un pibón californiano que os aconsejo que no perdáis de vista y al que muchos comparan con Luke Perry de Sensación de vivir. El culebrón está asegurado y no sólo por la trama central de su protagonista, sino porque el resto del elenco tendrá su enredo sentimental particular.

Tres días después será el turno de cinco mujeres de armas tomar. Denise, Joan, Pamela, Roxy y Claudia están hechas de otra pasta, no sólo por el hecho de ser mujeres, ¡que ya es mucho!, sino porque son las abnegadas esposas de militares, un plus trágico, repleto de contratiempos, que le da el toque especial a este drama que Lifetime emite con éxito desde 2007.

Cosmopolitan TV presenta la noche del jueves 17 (23.30 horas) la quinta temporada de Army Wives, cuya trama principal remarcará la unión de estas luchadoras que batallan solas por sacar adelante a sus familias, mientras sus maridos se juegan la vida lejos de casa. Adolescentes indomables, maternidades imprevistas, hijos que abandonan el nido para empezar los estudios universitarios, adopciones, nuevos amores… un cóctel de situaciones explosivas que pondrán a prueba la resistencia de estas mujeres coraje.

Inseguridades y complejos… no quiero ser Bridget Jones

¿Por qué cuando tenemos lo que queremos perdemos el tiempo temiendo que se nos escape de las manos? ¿Por qué no disfrutamos de ese pellizquito de felicidad? Esta semana el post viene cargado de reflexiones al hilo de uno de los personajes femeninos con el que se han sentido identificadas miles de espectadoras de medio mundo. Bridget Jones, la treintañera insegura, asidua al tabaco y al alcohol, en lucha perpetua con la báscula y con escaso éxito en el amor, que a principios de la década pasada arrasó en las librerías y en las salas de cine.

El éxito del personaje creado por la británica Helen Fielding dio en el clavo de los miedos y de los anhelos de millones de mujeres, que de alguna forma se han sentido identificadas con este desastre de mujer encantadora. Esta soltera londinense, magistralmente interpretada en la gran pantalla por la oscarizada Renée Zellweger, pasa por todo tipo de situaciones rocambolescas para encontrar al hombre de su vida, el maravilloso Marc Darcy, pero justo cuando está a sus pies, las dudas la asaltan y se arma la marimorena.

En El diario de Bridget Jones: Sobreviviré, que los seguidores de Cosmopolitan TV podrán ver el domingo 13, los miedos y los celos de Jones le jugarán una mala pasada. Porque, una vez que has subido al pódium, ¿qué difícil resulta mantener el título? Sí, ahora que ya lo tienes a buen recaudo debes procurar que no llegue ningún pibón a la vida de tu amado, no vaya ser que se sienta tentado.

No sé vosotr@s, pero estoy convencida que no hay nada más deprimente en una relación que una persona temerosa, celosa y al borde del ataque de nervios. Es más, creo que esa postura te aleja de tu respectivo y que cualquier día te puedes encontrar con esa mirada que tanto temes, ¿no será más rentable y efectivo quererse un poquito más a una misma?

De eso es precisamente de lo que carece nuestra chica de la semana. Su peor enemiga es ella misma. ¿Por qué los celos ciegan a Bridget con Darcy? Pues porque sabe que ella es la primera que podría caer en la tentación y esa tentación es un madurito atractivo, con éxito, elegancia y ese punto de malote, que como he comentado en post anteriores y reitero una vez más, nos pone y mucho. Daniel Cleaver (Hugh Grant), el mujeriego jefe de Bridget, siempre aparece en el momento menos indicado, como esos ex novios o ex maridos que te tienen toda la vida como el perro del hortelano, que ni comen ni te dejan comer.

Será capaz Bridget de superar sus miedos y sus complejos? ¿Deshojará la margarita a favor del bueno de Darcy? ¿Le dará un escarmiento a su ex jefe y, por consiguiente, un subidón de autoestima? Habrá que esperar al domingo 13 (21.25 horas) para saberlo, pero mientras pincho en Spotify a Gloria Gaynor, subo el volumen de uno de sus hits, I Will Survive, y me aplico el cuento.

Pizquitas, news y mucho cotilleo

Hace semanas que no hacemos un repaso a la actualidad de las ‘celebs’ de Cosmopolitan TV y ya toca, ¡qué tengo mono! Me he dado una vuelta por las webs más molonas y me he encontrado alguna que otra noticia que me ha dejado boquiabierta y no quería sufrirlas en soledad… si se trata de cotillear, mejor compartirlo.

Algun@s de vosotr@s ya estaréis al tanto, pero para los más rezagados o despistados, que sepáis que Blake Lively tampoco pierde el tiempo tras su ruptura del picaflor de Leonardo DiCaprio. Mientras su ex vuelve a bucear entre las largas piernas de una modelo australiana, parece que la rubia con más style de Gossip Girl se ha reencontrado en Ryan Reynolds, con el que rodó ‘La linterna verde’.

Si en aquel momento la parejita de guapos no llegaron a mayores fue porque él estaba casado con la explosiva Scarlett Johansson. Ahora, divorciado, no hay nada que impida un romance que publicaciones como People dan por confirmado. Me pregunto, ¿qué pensará Sandra Bullock, la tercera en discordia? ¿Habrá provocado los celos de la oscarizada actriz, acostumbrada a que la pongan los cuernos a diestro y siniestro?

Esta semana también nos hemos enterado de que Holley Fain, la actriz que da vida a Maureen van der Bilt, la esposa del primo de Nate (Chace Crawford) le robará el corazón al doctor Mark Sloan (Eric Dane) de Anatomía de Grey. ¡Cómo envidio a esta oftalmóloga que curará el corazón destrozado del macizorro cirujano estético del Seattle Grace!

 

De batas va la tercera pziquita cotilla. Tres de los protagonistas de Scrubs, la comedia médica que triunfó primero en la NBC y luego en la ABC, aparecerán en la esperadísima tercera entrega de Cougar Town o cómo se llame, porque la serie de Courteney Cox cambiará de título. Se trata de Zach Braff, Robert Maschio y Sarah Chalke, aunque sus roles son todavía una incógnita que se desvelará este mes de noviembre cuando regrese la comedia.

En esta vida nada es eterno y menos las series. El canal The CW ha anunciado el final de One Tree Hill en la novena temporada, que llegará a las pantallas en enero de 2012. Para poner la guinda a una de las producciones juveniles con mayor respaldo de la audiencia y de público, la cadena se ha asegurado que el guapisísimo James Lafferty, que apenas se ha dejado ver en la última temporada, participe del desenlace para alegría y regocijo de las millones de chavalas y no tan chavalas que se vuelven locas con este yogurín de ojos azules. Con ver la imagen que ilustra este párrafo, entenderás de qué te hablo.

Día sí día también, alguna de las protagonistas de Mujeres desesperadas está en los papeles. Eva Longoria se lleva la palma, porque desde que está soltera da mucho más juego. Dicen las malas lenguas que se la vio muy coqueta con el jugador de los Lakers, Matt Barnes en una cena de gala celebrada en Manhattan. Rauda y veloz, Longoria y su representante han desmentido el ‘rollito’ y es que al chico, por mucha planta que tenga, no le acompaña un rostro muy atractivo, me mola más Eduardo Cruz a pesar de lo mal que caen sus hermanísimas.

Y para poner el colofón, una boda. Mario Cantone, el actor que dio vida a Anthony Marentino, el amigo gay de Charlotte en Sexo en Nueva York, se casó a principios de octubre con Jerry Dixon después de 20 años de bella relación amorosa. Eso sí que es amor, aunque algunos sigan sin entenderlo.